crítica del Summer Game Fest 2021

¿Qué nos ha parecido el Summer Game Fest 2021?

Os contamos qué nos ha parecido la conferencia del bueno de Geoff Keighley con nuestra crítica de Summer Game Fest 2021.

2021 se está presentando como un año raro en general. Parecía una especie de remaster del año 2020, pero poco a poco parece que nos vamos recuperando del desdichado COVID y hasta vuelven viejas tradiciones como el E3. Sin embargo, Geoff saltó a la palestra con su evento y os contamos con esta crítica del Summer Game Fest 2021 si ha sido un movimiento acertado.

¿Geoff no se está dando palmaditas a sí mismo? No te creo

Ayer, a las 20:00 horas del 10 de junio de 2021, fuimos espectadores del Summer Game Fest. Se trata de un evento digital que se inició el año pasado, donde Geoff Keighley, reputado periodista canadiense, lleva la batuta, convergiendo a varios desarrolladores para mostrar anuncios inéditos del mundo del videojuego.

Claro está, muchos le conocemos por ser el director de los The Game Awards, el conocido certamen para premiar los mejores videojuegos de cada año. Poco a poco, esta figura ha ido ganando presencia en los medios hasta llegar incluso a interpretar un personaje (NPC) en el videojuego de Hideo Kojima: Death Stranding.

Sin embargo, el periodista tiene bastante mala fama en algunos sectores. Algunos le critican con que busca ser el protagonista de todo lo que ve y toca e incluso que tiene afición por aplastar otros eventos, los cuales él considera competencia directa.

Si bien es cierto que muchos de sus eventos organizados dejan muchísimo que desear, donde priman las charlas pretenciosas y anuncios casposos por encima de dar una velada amena para los espectadores. De hecho, otro de sus problemas más criticados es el product placement tan agresivo que hace, ganándose a pulso el ser objeto de memes con Doritos o Mountain Dew.

Metal Slug Tactics fue una de las sorpresas más ovacionadas del evento.

Juegos, juegos y más juegos. Así sí, Geoff

No obstante, en el evento que ayer nos ocupó, Geoff nos mostró que algo ha aprendido por el camino. Nos dejo con un evento más ameno de lo usual, con muchos anuncios, seguidos unos detrás de otros sin apenas pausas, en un plató moderno y desenfadado que nada tenía que ver el desparpajo de sus galas de trajeados.

Obviamente, las «geoffadas» no faltaron, como la charla con su «novio» Hideo Kojima, donde el creativo nos contó media vida suya para marcarse un Steve Jobs al final con su cómico one more thing y dejarnos el culo torcido con su tráiler parodia de Metal Gear sobre Death Stranding: Director’s Cut.

Tampoco olvidar esas entrevistas rápidas e insípidas, como a Tim Schafer o a Giancarlo Espósito, que no aportaban otra cosa más que hinchar el pecho al egocéntrico de Geoff. Pero repito, pese a todo, esta edición de Summer Game Fest ha estado muy amena en comparación con todo lo que el periodista nos ha dado hasta la fecha.

De hecho me aventuraría a tildarla de una buena presentación. Nos ha dado lo que todos queríamos: robarnos nuestro tiempo para entretenernos con anuncios disparados como una ametralladora. Vale, sí, os compro que muchos de los juegos anunciados no interesan ni a tu tía la Mari Carmen.

Así nos sentimos, apuñalados por el hype desmedido con el señor tráiler de Elden Ring.

Elden Ring no ha sido el único protagonista

Pero bueno, aquí venimos a hablar del formato en sí de la presentación y de cómo distribuyó los contenidos. Porque claro, no podéis negarme que de llevar vosotros un evento de este calibre, no hubieseis dejado Elden Ring como cierre de telón.

Seguro que para muchos fue el único juego salvable del evento. Aunque hubieron más cosillas interesantes. Hablo, por ejemplo, de esa maravilla que ha sido la presentación de Metal Slug Tactics, el anuncio de Wonderlands, llevando la saga cómica de Gearbox a la fantasía medieval o el haberse acordado de que existe Evil Dead: The Game, presentando nuevos personajes.

En general hubo bastantes world premiere, anunciando juegos de forma inédita, así como contenidos adicionales de otros juegos ya existentes. Además, otra cosa, tenemos que ser conscientes de que esto ha sido la apertura del E3, no íbamos a tener todas las sorpresas aquí (o eso espero).

El Summer Game Fest no ha sido más que un aperitivo de lo que va venir en los próximos días. Hay que interpretarlo como tal y no exigirle los estándares que demandaríamos a un evento grande como sería el de Microsoft o Sony.

Si Kojima no sale en cada evento que monta Geoff, muere un gatito.

Summer Game Fest 2021 nos ha dejado buenas vibras

Básicamente tildo a este Summer Game Fest como un buen (que no gran) evento, el cual estuvo muy entretenido. Se preocupó de dar protagonismo a los anuncios en sí más que a los contactos del propio Geoff, trayendo muchas novedades y dejándonos con una de las cosas más esperadas por la comunidad gamérfila en los últimos años: el tráiler con la fecha de Elden Ring.

Espero que el señorito siga por este camino. Todavía le queda muchísimo que mejorar, si no mirad su cuenta de Twitter y veréis que su ego es tan pesado que duele, pero confío en que los próximos certámenes que dirija y organice, siga apostando por el contenido en vez de dejarlo todo a sus medallitas.