NieR Replicant en Nintendo Switch

Tiene pinta de que acabaremos viendo Nier Replicant en Nintendo Switch

Según la información desencriptada por un dataminer, acabaremos jugando a Nier Replicant en Nintendo Switch antes de lo que canta un gallo.

El pasado mes de abril llegó a las tiendas NieR Replicant ver.1.22474487139…, para consolas de la pasada y presente generación además de PC. Sin embargo, todo apunta a que también veremos NieR Replicant en Nintendo Switch.

Esta reimaginación del videojuego de 2010 trae mejores gráficos y, sobre todo, combates muchos más dinámicos que daban la excusa perfecta para volverlo a jugar. O acercarse por primera vez a la emotiva y dura historia que cuenta el juego de Yoko Taro.

 

¿Será anuncio en la presentación de Nintendo Switch Pro? No lo decimos nosotros; nos hacemos eco de los datos que ha sacado un dataminer ‘picando’ el código del juego. Ahí ha encontrado una serie de códigos que hacen referencia a NX, que es el nombre en clave que tuvo en sus inicios la consola de la Gran N.

Hay varios ajustes prestablecidos que indicarían que una versión de NieR Replicant está en camino, que lo estuvo o que, al menos, los desarrolladores del juego trastearon con dicha posibilidad, como vemos en el medio NintendoLife.

Esto no tiene por qué significar nada concreto, ya que como decimos, puede formar parte de las pruebas para el desarrollo de este port.  Además, el dataminer indica que en las etapas finales del desarrollo no aparecen los datos indicados sobre NX, en referencia a los códigos sacados desde el ejecutable de la versión para PC.

Con esto en cuenta, podríamos especular sobre el lanzamiento de NieR Replicant en Switch, pero desde Square Enix no se han pronunciado al respecto.

Eso sí, es un juego que perfectamente podría correr bajo el hardware de la consola; pero también es un buen reclamo para el supuesto anuncio de Nintendo Switch Pro, que tendría funciones mejoradas y una pantalla 4K. Mientras el tiempo decide, os dejamos con nuestro análisis de las aventuras de Emil, Kainé y compañía.