Con HITMAN 3 es un no parar de asesinar. Os mostramos cómo eliminar al Objetivo Escurridizo La Rabia de manera perfecta.

Hitman 3 es un juego con un contenido muy excelso en su base. Pero los jugadores siempre queremos más y, por ello, IO Interactive nos deleita con más y más contenido. En esta ocasión os hablamos de los Objetivos Escurridizos, una suerte de objetivos que deberemos eliminar durante un periodo concreto y en el que solo tendremos una oportunidad para hacerlo. Hoy os explicamos cómo eliminar al Objetivo Escurridizo La Rabia.

Para más guías de este tipo no dudéis en consultar nuestro canal de YouTube, dónde os detallamos, vídeo mediante, como completar los asesinatos de Hitman 3 de manera perfecta, para que nada se os resista. También encontraréis guías de otros juegos, como Fortnite o Borderlands 3. Pero bueno, ¡al lío!

Objetivo: La Rabia

Nuestro objetivo será un ex luchador de lucha libre que, digamos, se ha pasado al lado oscuro para organizar combates callejeros a muerto. Un angelito, vamos. Rondará la zona baja de El Bloque, concretamente, la que se sitúa en los recreativos, ahora fuertemente vigilados y de difícil acceso.

Vamos a hacerlo elegante, sin cambiar nuestra vestimenta. Para preparar este asesinato únicamente necesitaremos veneno letal. Podéis usar veneno emético para ir más lentos, pero el letal es el recomendado. Empezaremos en la calle, da igual la localización, y nos dirigiremos a la parte trasera de El Bloque, para subir por unos andamios que hay en la zona de los mendigos.

Una vez en las instalaciones, iremos hacia la derecha, hacia donde está la doctora y nos quedaremos ahí esperando a que el objetivo pase por la puerta. Posteriormente, bajaremos, nos meteremos por la misma puerta, y bajaremos los plomos de la caja para que el guardia vaya a investigar. Rápidamente lo noqueamos y lo dejamos ahí. Luego, bajamos esas escaleras, cogemos la palanca de ahí y noqueamos al tipo que está haciendo ejercicio. Esconderemos los cadáveres en el armario de ahí mismo, envenenamos la cocaína de la mesa, y nos largamos por el mismo sitio por el que hemos entrado.

Ahora ya solo queda dirigirnos a nuestra salida favorita y esperar a que el objetivo vaya a meterse unas rayas de cocaína, lo cual será su final y habremos conseguido un Asesinato Silencioso Solo con Traje, una de las hazañas más difíciles de conseguir.

Y eso es todo culpables. Para más guías de este estilo, no dudéis en visitar nuestra sección en la web dónde podréis encontrar todo tipo de indicaciones para hacer de vuestro trasegar por el mundo de los videojuegos algo sencillo y ameno.

Share.

Adoro los videojuegos y la escritura, por eso estoy aquí. No concibo este mundillo sin las obras de Kojima y Miyazaki, son mis pastores y nada me falta con ellos. En mis ratos libres soy sociólogo, escribo poesía y mantengo profundas conversaciones con mi gato.

Comments are closed.