El título de Supergiant Games lo está petando en Game Pass y nosotros te dejamos una serie de trucos y consejos para empezar en Hades.

Hades, el sublime roguelite lleno de dioses de Supergiant Games, ha aterrizado en Game Pass. Y eso significa que un montón de nuevos jugadores están aprendiendo rápidamente lo difícil que es escapar del Infierno. Sin embargo, aquí estamos en GuiltyBit para darte unos cuantos trucos y consejos para empezar en Hades.

Con ellos tú también aprenderás a derrotar al Dios del Inframundo con facilidad y llegar al reino de los mortales. Tanto si estás empezando como si has tenido problemas para llegar a los últimos reinos de Hades, ¡has venido al lugar correcto!

 

Evade y ataca, la base de todo en Hades

El ataque a gran velocidad es el movimiento base más poderoso Hades, y es algo que beneficia a todas las armas, incluso a las de distancia. Puedes golpear a toda prisa simplemente esquivando una o dos veces y atacar inmediatamente.

Dependiendo de tu arma, el golpe de ráfaga puede causar más daño que un ataque normal y puede ofrecer algún que otro beneficio (en el caso del arco, acorta el tiempo de carga antes de que se dispare la flecha).

Además, algunas Bendiciones y mejoras se aplican específicamente a los golpes de esquiva, lo que puede llevar rápidamente a que esta habilidad tan importante se dispare en daño y efectividad.

El dominio de la técnica del «desviar y atacar» también te hace extremadamente flexible y móvil, pudiendo pasar de esquivar a un enemigo a desviar a otro en un tiempo récord. A menos que tengas una buena razón, deberías tratar de utilizar este ataque en con frecuencia en todas tus partidas.

Escala daño y escalarás pisos

Como en la mayoría de los roguelites, tendrás muchas oportunidades en una sola partida para mejorar a tu personaje y sus habilidades. Y como también pasa en la mayoría de los roguelites, el daño es lo mejor que puedes potenciar en cada caso.

Hades está dividido en cinco reinos primarios, comenzando con Tártaro, Asfodel y Elíseo. Cada vez que pasas al siguiente reino, los enemigos se hacen mucho más fuertes, lo que significa que tienes que mantenerte al día en la curva aumentando tu potencial de daño.

Ve a por los martillos de Dédalo

Los martillos de Dédalo son las mejoras más poderosas que encontrarás en cualquier partida en Hades. A menudo encontrarás dos en cada partida: uno en el Tártaro y otro en el Elíseo. Estos martillos mejoran una característica de tu arma actual de forma alucinante, por lo que puede dar un giro de 360º a tu partida.

Siempre hay que priorizarlos y nunca dejados de lado por una recompensa diferente. Así que cuando tengas la opción, nunca optes por escoger otro tipo de ayuda o recurso. Necesitas esas mejoras en los martillos sobre todo si quieres escalar daño, como bien hemos mencionado antes.

No escojas mejoras del Espejo de la Noche a lo loco

La progresión en Hades no se limita a las mejoras que vas encontrando durante la partida. También hay un sistema de metaprogresión muy profundo en lo que atañe al Espejo de la Noche en la habitación de Zagreus.

A medida que pase el tiempo podrás desbloquear más mejoras del Espejo con llaves, y luego subir el nivel de esas mejoras usando la Oscuridad que acumulas en cada partida. También descubrirás, después de tus primeras rondas, que cada mejora en el Espejo es en realidad un par de mejoras que puedes intercambiar antes de embarcarte en tu siguiente ronda.

Las mejoras del Espejo pueden hacerte mucho más poderoso incluso después de tus primeras partidas.

Mejores mejoras del Espejo de la Noche para empezar en Hades

  • Reacción Magistral (4º puesto, 1ª opción)
  • Desafío Mortal (3º puesto, 1ª opción)
  • Vitalidad Ctónica (2º puesto, 1ª opción)
  • Presencia ardiente (1er puesto, 2ª opción)
  • Confianza Alta (8º puesto, 2ª opción)
  • Toque dorado (7ª ranura, 2ª opción)
  • Favorito de la familia (9º puesto, 2ª opción)

Luego toca empezar a invertir en las tres últimas actualizaciones de los espejos. No te molestes con el reparto, es casi inútil con el daño que tendrás con esta build.

No gastes dinero hasta que estés a punto de llegar a la superficie

Es muy tentador gastar cualquier moneda que ganes lo antes posible, especialmente cuando el juego pone una tienda delante de ti antes de cada batalla contra los jefes. Pero debes tratar de resistir este impulso, porque las necesitarás más tarde.

Una vez que llegues a la Estigia (el ultimo nivel antes del jefe final), la sala principal en la que aparecerás, tiene una tienda llena de bonificaciones muy poderosas: Bendiciones fuertes, pompones de doble fuerza, etc. Este es el momento de gastar todo el dinero ganado, ya que no son precisamente baratas.

Obviamente, si estás a punto de palmarla, no escatimes en gastarlas para recuperar salud. De nada sirve ahorrar monedas si mueres, puesto que se te eliminarán todas.

Cuidado con los enemigos con armadura

Los enemigos acorazados son el verdadero peligro del inframundo. Si un enemigo no está cubierto con esta armadura, puedes aturdirlo golpeándolo repetidamente con cualquier arma que lleves. Esto es una parte integral del sistema de combate de Hades. Pero los enemigos con armadura no se pueden interrumpir hasta que los dejes desprotegidos.

Casi todos los enemigos de cada región tienen su equivalente en armadura, así que lánzate a por ellos en primera instancia. No solo son más peligrosos al no poder ser interrumpidos, sino que también tienen más salud y ataques potenciados.

Si un grupo de ellos te rodean, pueden ser absolutamente devastadores. Así que no los subestimes, ni siquiera cuando creas que tienes una build perfecta.

No escatimes con el néctar

Cada personaje del inframundo, además de cada olímpico, con el que te encuentres tiene un recuerdo que puede darte a cambio de una botella de néctar.

Estos recuerdos son objetos que puedes equiparte y que ofrecen fuertes bonificaciones que persisten a lo largo de toda la partida. Además, pueden ser mejorados según cuanto más los uses.

Mejores recuerdos para llevar equipados al inicio

  • Collar con púas (de Cerbero): Añade +50 de salud a la vida total.
  • Bellota Perenne (de Eurídice): En la batalla final de cada región, recibe daño nulo de los 5 primeros ataques que recibas.

Lo mejor es mantener el Collar con Púas para el Tártaro y el Asphodel. Más tarde es recomendable cambiar el Collar por Bellota Perenne, a partir del Elíseo (ya que es ahí cuando los jefes finales comienzan a ponernos las cosas difíciles).

Share.

Gozando de los videojuegos y la cultura geek desde que tengo uso de razón. Escribo aquí bajo el influjo del látigo culpable, el iofruta de mi jefe y las ñardfaces más terroríficas que os podéis imaginar. Todo lo demás es pura fantasía que no existe fuera de vuestras cabezas.

Comments are closed.