Yusuke Miyata nos confirma que veremos mecánicas, referencias y elementos del cancelado de Xbox One Scalebound en Bayonetta 3.

Bayonetta, nuestra bruja favorita de los videojuegos, finalmente ha vuelto. Se había hecho de rogar tras casi cuatro años desde que Platinum anunció el desarrollo de Bayonetta 3. Sin embargo, tras el último Nintendo Direct, al fin pudimos ver el esperado tráiler gameplay del juego, que trajo muchas novedades para la franquicia. Esta tercera entrega está dirigida por Yusuke Miyata, papá del cancelado Scalebound. El mismo ha confirmado que veremos mucha alma del propio Scalebound en Bayonetta 3.

Jean Pierre Kellams fue el ex productor principal del cancelado Scalebound, y no ha dudado en compartir su entusiasmo por la nueva entrega de Bayonetta. Al igual que así lo hizo su director. Kellams, también ha declarado que Yusuke Miyata fue el diseñador principal de Scalebound. Precisamente por ello se encuentra deseoso de jugar a Bayonetta 3.

La tercera entrega de la bruja de Umbra ha traído una nueva mecánica a la saga que nos permite controlar a demonios infernales. Esta mecánica, llamada «Demon Slave», es diferente con respecto al Climax Summons porque nos permite controlar a los demonios pudiendo hacer distintas acciones. Anteriormente solo podíamos invocarlos para derrotar a los enemigos directamente mediante QTE.

Dicha mecánica, que llega de la mano de Yusuke Miyata, ha sido reconocida por Kellams, comentando que el control de las invocaciones parecía muy similar a la mecánica que emplearon en Scalebound para el control del dragón Thuban.

Desgraciadamente, el prometedor Scalebound sufrió el peor de los destinos para un videojuego y tras una serie interminable de problemas, acabó finalmente cancelado en lo que Atsushi Inaba definió como «un fracaso conjunto», entre Patinum y Microsoft. Sin duda es una buena noticia que parte del trabajo de aquel ambicioso proyecto esté siendo aprovechado en Bayonetta 3.

Share.

Gozando de los videojuegos y la cultura geek desde que tengo uso de razón. Escribo aquí bajo el influjo del látigo culpable, el iofruta de mi jefe y las ñardfaces más terroríficas que os podéis imaginar. Todo lo demás es pura fantasía que no existe fuera de vuestras cabezas.

Comments are closed.