El escándalo que anda rodeando a la compañía ha provocado la salida del presidente de Blizzard. Así que J. Allen Brack ya no ocupa su puesto.

Llevamos varios días metidos de lleno en la polémica sobre las entrañas podridas de Blizzard. Y entre comunicados insulsos, protestas de los empleados y cada vez más y más problemas sacados a la luz, la compañía se ha visto obligada a hacer otro movimiento. Y esta vez la silla que ha rodado ha sido la del presidente de Blizzard.

El que ocupaba ese puesto hasta ahora era J. Allen Brack, que llegó al puesto allá por enero de 2020. Su puesto lo tomarán dos co-presidentes, Jen Oneal y Mike Ybarra. Y el cambio es con efecto inmediato. Así pues, el presidente de Blizzard ha dejado de serlo.

La figura de Brack deja así la empresa en un momento en el que se enfrenta a demandas legales y, por supuesto, la ira de la comunidad que ha visto cómo se reproducían actuaciones intolerables que llevaban, incluso al extremo, a sus propias trabajadoras.

Habrá que ver si este movimiento por parte de la empresa significa algo más que algo estético para contentar a las masas. Más que nada porque los cambios internos en la compañía tienen que ser mucho más profundos, a raíz de todas las revelaciones. Al fin y al cabo, la cadena de mando que teóricamente permitió todo lo que se ha visto y leído no era únicamente un hombre. Eran muchos, muchos más.

Habrá que ver hasta dónde llega la situación y si realmente la presión que está ejerciendo esta investigación sobre Blizzard tiene un efecto real en la empresa. Porque pasar de un presidente a dos tampoco es que sea lo que se pedía…

Share.

Friki de GuiltyBit. Coordinador, redactor, director del podcast y fan incondicional de Sonic, todo al mismo nivel. ¡Ah! Y maestro absoluto del látigo, por supuesto.

Comments are closed.