En unas semanas volveremos a caminar con Sam y os contamos cómo traspasar tu partida guardada de Death Stranding de PS4 a PS5.

El tráiler final de Death Stranding Director’s Cut ya ha salido a la luz. Todavía quedan unas semanas para el estreno del videojuego en PlayStation 5, pero si quieres adquirir el videojuego ya tienes la posibilidad de traspasar tu partida guardada de Death Stranding de PS4 a PS5.

Aunque los métodos son distintos en función del título, en el caso de la obra de Hideo Kojima primero hay que subir el archivo de guardado desde la versión de PS4, para continuación descargarlo y utilizarlo en PS5.

Death Stranding se acaba de actualizar en el sistema de anterior generación de los japoneses y ya permite realizar este primer paso. Una vez subido, habrá que esperar a que la Director’s Cut salga a la venta para completar el proceso.

En ese momento, tendrás la oportunidad de descargar el archivo de guardado. Todo permanecerá intacto a excepción de algunos cambios menores relacionados con el contenido online compartido y con los encargos de los personajes.

En esta producción, Sam Porter Bridges representa la última esperanza para la humanidad. Estados Unidos ha quedado descompuesta después de que fuerzas extrañas irrumpieran en el mundo. La amenaza de los entes varados y de la extinción del planeta acechan, por lo que Sam deberá recorrer el territorio para conectar los distintos puntos.

De hecho, el concepto de esta obra responde a la colaboración entre las distintas versiones de Sam que pululan por el mundo, es decir, los propios jugadores.

Death Stranding Director’s Cut, a la venta el 24 de septiembre, adapta los gráficos a PS5, por lo que se trata de una versión exclusivamente desarrollada para esta plataforma. PlayStation Studios repite como editora, así que esta edición definitiva no llegará, en principio, a compatibles. Incluye misiones de sigilo en interiores, nuevos objetos y hasta carreras de vehículos.

Share.

Gozando de los videojuegos y la cultura geek desde que tengo uso de razón. Escribo aquí bajo el influjo del látigo culpable, el iofruta de mi jefe y las ñardfaces más terroríficas que os podéis imaginar. Todo lo demás es pura fantasía que no existe fuera de vuestras cabezas.

Comments are closed.