nuestros deseos para la franquicia Yakuza 1

Ichiban y Yagami: nuestros deseos para la franquicia Yakuza

El reciente anuncio de Lost Judgment nos hace reflexionar sobre nuestros deseos para la franquicia Yakuza.

La franquicia Yakuza está más viva que nunca. El reciente lanzamiento de Judgment en consolas de nueva generación, así como el reciente anuncio de su secuela, nos hace pensar que la saga tiene combustible para rato. Por ello, os dejamos nuestros deseos para la franquicia Yakuza.

En una entrevista reciente, el creador de la saga de los yakuzas, Nagoshi, declaró que la franquicia se dividiría en dos: Yakuza para el sistema de combate por turnos y Judgment para la acción más directa. Con estas cartas sobre la mesa, pensemos.

El agotamiento de la saga Yakuza

La saga Yakuza lleva muchos años entre nosotros y muchos juegos a sus espaldas. Sin contar spin-offs o remakes, la cifra de juegos principales asciende a 8 títulos divididos en varias generaciones, pero jugables todos en la pasada generación. El último, Yakuza Like A Dragon, cambió completamente las bases.

El juego ya no estaba protagonizado por el personaje principal, Kazuma Kiryu, ni contaba con el típico sistema de combate brawler de la saga, dando paso a un sistema por turnos que salió realmente bueno. Este cambio de paradigma fue fundamental para retrasar el agotamiento que venía sufriendo la saga. Ojo, digo retrasar pero no eliminar, pues aún hay mucha tela que cortar.

Y es que la sombra de Kazuma era muy alargada. Ichiban es un gran personaje, con mucha personalidad y alguien que encaja a la perfección en el tono más coñero de la franquicia. Hablando claro: es mejor protagonista para la deriva que estaba tomando la saga. No obstante y, bajo mi juicio, sigue sin dejar la huella de Kiryu, algo obvio teniendo en cuenta el desarrollo tan desigual que han tenido ambos. Y es que, aunque nos pese, Like A Dragon brilla con más fuerza que nunca cuando los protagonistas de los juegos anteriores hacen su presencia en la trama principal.

En el punto actual de la saga es hora de olvidarse de las viejas glorias y meter todo el poder necesario a Ichiban, tratando que su figura tenga el peso necesario para no depender de factores antiguos. Y, en lo personal, creo que la saga debe virar hacia la más completa de las absurdeces. Con Kiryu la trama pedía seriedad, pues así era el personaje, pero con Ichiban debe pedir un tono menos serio y rocambolesco, al nivel y puede que un poco más que lo ofrecido por Like A Dragon.

E Ichiban es la clave para esto dada la imaginación del personaje. Me gustaría ver como se explota aún más esa faceta imaginativa suya que no hace más que referenciar a Dragon Quest. ¿Cómo sentaría tener unos niveles ambientados en un mundo de fantasía? Es algo que me encantaría de ver. Y quizá ese sea otro problema de la saga: la repetición de escenarios.

nuestros deseos para la franquicia Yakuza 2
La imaginación de Ichiban puede ser la excusa perfecta para cambiar de tono

 

Sí, es cierto que muchos de los últimos Yakuza han ido incluyendo nuevos escenarios. De hecho, en Yakuza 6 y Like A Dragon vemos algunos de los más bonitos. El problema es que cambia la forma pero no el contenido. Las ciudades prácticamente nos ofrecen siempre lo mismo salvo algún minijuego exclusivo y poco más. La saga quizás debería darle una vuelta a esto y tratar de eliminar la sensación de “hub” central que provocan estas ciudades. Dar un cambio de aires total, expandir más su mundo, ir más allá de la diferenciación en los minijuegos, etc. Cierto es que la representación enfermiza de los detalles de la saga es uno de sus pilares básicos, pero un cambio de aires tampoco vendría mal. ¿Por qué no pasar a mostrar las zonas rurales de Japón?

Y otro de los problemas que debe tratar la saga principal, sobre todo si va a virar hacia el JRPG, es la duración principal de la trama. Es cierto que este tipo de género destaca, entre otras muchas cosas, por su duración… pero también es cierto que el tono de la trama y cómo sucede todo, pega más en un título de fantasía que en uno que tiende más al realismo. Pese a que me divirtió, noté la trama de Like A Dragon demasiado alargada y, aunque el poso que deja es realmente bueno, unas cuentas horillas menos no hubieran estado de más.

En definitiva, para la saga Yakuza siguiendo la estela de Like A Dragon pido que se desarrolle y potencia más la personalidad de Ichiban, que se aproveche su imaginación y su gusto por la saga Dragon Quest para dirigirnos hacia una representación más rural y fantástica de Japón (rebajando así el tono tan serio de la yakuza) y una trama con mejor ritmo y más directa.

 

El resurgimiento con Judgment

En la otra cara de la moneda tenemos Judgment, el spin-off de la saga que va a recoger el testigo de la jugabilidad y va a seguir con el estilo brawler que nos acompañó durante tantos juegos de la franquicia. Abandonando un poco las tramas de la yakuza, lo que propone Judgment no es menos oscuro, ya que encarnamos a Yagami, un detective que resuelve asesinatos.

Debo ser honesto y decir que, tras jugar a toda la saga Yakuza, mi salto a Judgment no fue del todo satisfactorio. Esperaba una cosa diferente a la que me encontré, y es que sentí que Judgment repetía sin cesar todos los fallos de la saga principal, y esto me desanimó.

Con una trama previsible, lenta y carente total de ritmo, Judgment se me hizo tedioso. Cierto es que mi fatiga con la saga pudo haber influido, pero mi principal problema es, como he dicho ya, la falta total de ritmo.

Mi primera petición para con Lost Judgment sería mejorar, considerablemente, el ritmo narrativo. La entrega original cortaba constantemente la narración principal para meter contenido secundario totalmente olvidable pero que te consumía muchas horas de juego. A esta nueva entrega le pido que sea más directa y menos previsible, dejando el contenido secundario de lado.

Otro problema que arrastraba el anterior juego eran  las mecánicas detectivescas, concretamente la de seguir y espiar a los objetivos por las calles de Kamurocho. Obviamente no son unas mecánicas que puedas eliminar en un juego que trata, precisamente, de eso, pero sí deberían darle una vuelta. Recomendable sería también eliminar algunas chorradas menores como el minijuego de elegir la llave, que estorban más que aportan.

Ya se sabe que la acción se desarrollará en Yokohama, ciudad elegida para Like A Dragon, por lo que a este respecto no podremos pedir mucha novedad. La ciudad será exactamente igual pero con algún cambio añadido y alguna cosilla extra, aunque sin demasiada floritura, supongo.

Donde sí hizo las cosas bien Judgment fue en una simplificación de la faceta rolera o de los estilos de lucha. Ahora se sabe que añadirán un tercer estilo de combate, lo cual espero que aporte más variedad y no sea un simple añadido bien queda.

nuestros deseos para la franquicia Yakuza 3
Yagami puede dar un sentido más serio a la franquicia, al estilo Yakuza original

En realidad, el reto de Judgment es ofrecer todo lo que ofrecía la saga Yakuza pero destinada a aquel público nuevo y que prefiere centrarse en los juegos de acción y no es los turnos. Y ya lo hace más o menos, incluso repite sus fallos. Le falta, quizás, dotar de una mayor personalidad a Yagami, que si bien no es que esté falto de ella, está muy por detrás de Kiryu o de Ichiban.

La franquicia Yakuza está en pleno estado de forma. Ahora, con dos juegos y dos géneros diferentes, puede dar el golpe en la mesa definitivo y terminar de asentarse como una de las franquicias japonesas más exitosas en occidente. Judgment y Like A Dragon, con sus localizaciones a los distintos idiomas europeos, fueron los pilares sobre lo que construir algo fuerte y duradero. Tiene que dejar atrás algunas manías poco sanas y, sobre todo con Yakuza, lanzarse a explorar otros ambientes y otros enfoques, ya que Ichiban es la hoja en blanco perfecta para ello.