NINJA GAIDEN Sigma 2

Así empieza Ninja Gaiden Sigma 2 en la Master Collection de PS4

Katanas, shurikens… Os mostramos los primeros minutos de Ninja Gaiden Sigma 2 en su Master Collection para PlayStation 4.

A diferencia de Ninja Gaiden, su segunda parte sí que es buena. En esta entrega el Team Ninja hizo bien los deberes y trajo un buen Hack & Slash. En el vídeo que tenéis más abajo podréis ver los primeros minutos de Ninja Gaiden Sigma 2, un juego que tiene su historia.

 

Ninja Gaiden 2 hace mejor las cosas que su primera entrega. Si no sabéis porque critico tanto el primer juego en 3D de la saga que nació en Xbox, os recomiendo visitar este enlace. Esta segunda parte, bajo la batuta de Tomonobu Itagaki, llegó en exclusiva para Xbox 360.

Algo que me hizo especial gracia durante su promoción en España, es que Microsoft vendió a Itagaki como «El Tarantino de los Videojuegos». Algo que solo se dijo porque Ninja Gaiden 2 era muy sangriento, porque en historia y personalidad de Ryu Hayabusa la cosa sigue floja.

Los primeros gameplays, imágenes y demás del juego nos mostraban a un Ryu cortando extremidades a lo loco mientras mucha sangre salpicaba el escenario. Era algo espectacular, pero en Ninja Gaiden Sigma 2 decidieron quitarlo. ¿Por qué? Pues no se sabe, pero para la versión de PlayStation 3 del juego tuvimos un juego muy light en sangre de color rojo.

La versión que han metido en Ninja Gaiden: Master Collection es la versión Sigma 2. Según Tecmo Koei y Team Ninja es porque el juego NG2 es irrecuperable. Es decir, que han perdido el código y la han liado un poco.

Buen juego con algunos «peros»

Esta segunda parte de las aventuras de Ryu Hayabusa eliminando ninjas y demonios es mucho mejor que Ninja Gaiden. Pero estando Itagaki al mando, sigue teniendo ciertas cosas negativas que va arrastrando.

Se repiten algunos escenarios y enemigos que hemos visto en la entrega anterior. ¿De verdad era necesario poner otra vez los peces fantasma voladores? También tenemos que hay esa especie de mezcla que tanto les gusta al Team Ninja de que Ryu vaya de lado a lado del planeta y que luche contra enemigos de todo tipo y forma. Y aunque los movimientos de Ryu Hayabusa son increíbles, muy fluidos y rápidos, el ninja del Clan Dragón sigue siendo muy soso.

Esto le ocurre también a los jefes finales del juego. Casi todo Hack & Slash tiene un jefe, un némesis, un rival digno de recordar. O por lo menos un enfrentamiento final que es digno de recordar, pero Ninja Gaiden 2 no tiene nada de eso. Encima en la parte final el ritmo cae un poco.