Triunfan las versiones sociales de los juegos de siempre

Los juegos tradicionales como el Dominó, el Parchís y el Bingo, siempre han sido una de las
mejores formas de entretenimiento e incluso de aprendizaje. Se calcula que su historia se
remonta a unos 5.000 años atrás.

Desde entonces la evolución ha sido continua, y en los últimos años hemos visto cómo se han
transformado por medio de la tecnología, logrando un mayor alcance y adaptándose cada vez
más al mundo digital. Ahora, estos juegos tradicionales son todavía más sociales, ya que se
han ido abriendo terreno a través de las aplicaciones móviles y se puede jugar con otras
personas de forma online sin necesidad de compartir el mismo tablero.

Durante el año 2020 las descargas de los juegos tradicionales se han incrementado de forma
exponencial, debido a la pandemia y el distanciamiento de familias que buscaban seguir
jugando a juegos aptos para todas las edades a pesar de la distancia. Este incremento de las
descargas no solo no se ha reducido durante el año 2021, sino que sigue en auge por sus
nuevas funcionalidades que los convierten en juegos totalmente renovados y adaptados a las
últimas tendencias de las nuevas generaciones. Desde chats de conversación integrados en los
juegos hasta posibilidad de enviar regalos virtuales.

Solo durante el primer trimestre del año 2021 se han incrementado las descargas de las
aplicaciones de juegos de mesa un 231% con respecto al mismo trimestre del año 2020, lo
que hace que estos juegos vuelvan a ser considerados de los más relevantes en las categorías
de “Juegos” en la App Store de iOS y la Play Store de Android.

Un claro ejemplo de esta adaptación ha sido el Bingo gratuito de Playspace (disponible en
Android y iOS), que no solo permite jugar con familiares y amigos, sino que incita a conocer
a otras personas con los mismos intereses a través de chats y listas de amigos, salas privadas
y públicas, premios y minijuegos y muchas más funcionalidades que hacen que este juego
tradicional se convierta en toda una nueva experiencia.

Share.

Comments are closed.