La espera ha llegado a su fin, culpables. Ya tenemos las primeras impresiones de Tales of Arise para PlayStation 5.

El nuevo juego de la saga Tales of ya está con nosotros.  Mañana mismo tendremos la demo en todas las consolas para las que sale el título de Bandai Namco pero nosotros hemos podido probarla ya. Así que ya contamos nuestras impresiones de Tales of Arise para PlayStation 5. Pero tranquilos, no os la vamos a destripar.

Si queréis darle vostros mismos, desde mañana podréis hacerlo en PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox Series X|S y Xbox One. Si sois de los que esperáis la de PC, mejor esperad sentados porque no va a llegar. Y mira que el juego saldrá para todo el mismo día, el próximo 10 de septiembre.

Pero vamos a lo que nos interesa: cómo funciona este juego y qué novedades trae con respecto a todos sus predecesores. Un aviso: son muchas cosas. Y algunas no van a gustar a todo el mundo.

Un cambio de paradigma

La sga Tales of ha pasado por un bache bastante curioso. Bajo la producción de Hideo Baba, la franquicia salió de Japón y llegó a todo el mundo en muy poco tiempo. Prácticamente con un juego al año, Bandai Namco hizo popular su juego e incluso lo trajo traducido al castellano. Sin embargo, no todo fueron buenas noticias.

La saga acabó resintiéndose y los tiempos de desarrollo dejaron paso a juegos que no evolucionaban lo suficiente o, peor, que llegaban incompletos o incluso con fallos importantes. El caso más escandaloso llegó con un Tales of Zestiria que, a pesar de contar con una grandísima historia, se desaprovechó tanto en jugabilidad como en argumento. Tales of Berseria, una precuela, y el anime del propio Zestiria arreglaron el desaguisado, pero Bandai Namco y el Tales of Studio decidieron que era hora de tomar cartas en el asunto.

Con un nuevo productor y una pausa más larga de lo que esperábamos por culpa del COVID, este Tales of Arise se presenta como un soplo de aire fresco. Un nuevo juego, con un nuevo estilo gráfico, nuevas mecánicas y con un enfoque centrado en un único jugador, entre otras cosas.

Así nos ha llegado esta demo (y este juego) este 2021. Con un estilo que continúa siendo el de un Tales of pero con unos cambios que posiblemente os hagan levantar alguna que otra ceja mientras lo jugáis.

Un combate centrado en uno solo

Hasta ahora solo había habido un Tales of que no fuese multijugador. Por desgracia para los que juegan con compañeros, esto se acaba con Tales of Arise. El título se centra en un único combatiente y para ello ha modificado el combate de una forma bastante drástica.

Sí que es cierto que mantiene esa locura y ese frenesí que lo caracteriza, pero ahora el jugador tiene a su disposición a todos los personajes con una serie de accesos directos. Tú manejarás a aquel protagonista que elijas, pero tendrás siempre al alcance de la mano artes especiales, defensas y movimientos del resto de los componentes del equipo. Incluso de los que están en reserva.

Como siempre, tenemos los ataques normales y las artes. Sin embargo en esta ocasión se le da muchísima más fuerza a estas últimas que en los anteriores juegos. Con el R1 haremos los ataques normales (sí, con el R1… esto nos ha chocado bastante). Luego podremos asignar 6 artes a los botones del mando. Serán tres para cuando estemos en el suelo y tres para cuando saltemos.  El último botón será para saltar. Esto deja muchas artes en la estocada, pero podremos acceder a ella con otras rutas desde el menú.

tales of arise combate

En cuanto a los compañeros, podremos realizar sus ataques signatura con la cruceta. Incluso podremos acceder a los que están en reserva. Y no todos los movimientos son de ataque. Algunos son de apoyo y otros de defensa, así que no los hagáis a lo loco… por mucho que os tiente.

También podremos realizar ataques especiales con los personajes en forma de combo cuando se cumplan determinadas condiciones y por último, hay un sistema de curaciones nuevo que permite compartir una serie de puntos de golpe «en común».

Son demasiadas cosas a tener en cuenta y para un novato en la saga, coger la demo de primeras puede ser más caótico que una piscina de olas en pleno agosto. Mucha información, muchos botones, muchas posibilidades… El primer combate que hagáis seguramente os deja con un sabor agridulce ya que no sabréis bien qué narices ha pasado o qué habéis hecho. Pero no os preocupéis, porque unos cuantos combates más ayudan.

Nuevo estilo, misma esencia

Es evidente que Tales of Arise ha cambiado el estilo gráfico. Ahora es menos cartoon y más detallista. Los personajes también abandonan un poco el estilo animado para coger más fuerza y personalidad aunque sin olvidarse del formato anime. Eso sí, todo lo bien hechos que están los protagonistas deja un poco de vació a los pnj del mundo que tienen menos animaciones que un personaje de South Park.

También cambian las skits. Ahora no son imágenes estilo anime, sino que cogen directamente los modelados de los personajes y los meten en un formato cómic. Es extraño pero no termina de sentarle mal. Si queréis ver hasta dónde llegan haced de comer con Alfin y lo veréis.

Si hay algo que hemos podido comprobar en estas impresiones de Tales of Arise es que el juego incorpora elementos de varias franquicias. Al ser una demo no sabemos hasta qué punto se entrelazan bien pero es evidente la influencia de la saga Xenoblade, sobre todo a la hora de recorrer el mundo, o la de Final Fantasy XV a la hora de relacionarse con los otros personajes.

También hemos visto el regreso de los violines de Sakurai. El compositor de la saga nos ha dejado unas piezas musicales que recuerdan, y mucho, a sus orgíenes. Son toda una delicia y son quizás ese pegamento que ayuda a que el juego se sienta más Tales of que otra cosa.

Conclusiones de las impresiones de Tales of Arise

El principal problema que le vemos a este Tales of Arise es el hecho de que ya no es multijugador. Luchar codo con codo con alguien siempre ha sido una seña de identidad de la saga y el hecho de perderla hace que se pierda algo muy valioso. Sin ir más lejos, este redactor se ha jugado todo los Tales of con su marido de acompañante, así que esta experiencia va a ser muy rara en ese sentido…

Por lo demás, realmente parece que es algo que necesitaba la saga: un cambio radical y un tiempo de descanso. Agradecemos mucho a Hideo Baba lo que hizo, pero también tuvo la culpa de gastar la franquicia hasta el nivel que la gastó. Ahora con este nuevo juego parece que la cosa busca un nuevo camino y unas nuevas bases sobre las que construir de nuevo su futuro.

Eso sí, ese futuro no tendrá nada de relación con Tales of Arise ya que el juego está completo. No habrá DLC de historias ni segundas partes. Empieza y acaba aquí. Y eso, desde luego, se agradece.

Share.

Friki de GuiltyBit. Coordinador, redactor, director del podcast y fan incondicional de Sonic, todo al mismo nivel. ¡Ah! Y maestro absoluto del látigo, por supuesto.

Comments are closed.