¿Cómo fue el proceso de unificación de Japón? Con estas impresiones de Samurai Warriors 5 participaremos en la epopeya.

Samurai Warrios es, quizás, la segunda franquicia más importante de Omega Force tras su archiconocida Dinasty Warriors. Con más de 4 entregas a sus espaldas -recordemos que algunas entregas, como la cuarta, tienen mas de una parte– llega el momento de que os hagamos un adelanto de la nueva entrega con estas impresiones de Samurai Warriors 5 para PC.

¿Qué dio forma como país a la isla del Sol Naciente?

La historia feudal de Japón es una que no aburre a nadie. Varías épocas de japoneses linchándose con katanas, flechas y lanzas, teniendo la edades Kamakura y Azuchi-Momoyama (del 1185 al 1603) como épocas de guerras sin cesar.

Samurai Warrios suele coger eventos de estas épocas para que los jugadores se desgañiten matando japoneses sin pararse a tomar aliento. No obstante, aunque el periodo de Tokugawa y Toyotomi suelen ser sus favoritos, no así en esta quinta entrega, donde se busca darle un origen a la franquicia a la par que explicarnos como se unificó Japón.

Así pues, Samurai Warriors 5 toma como base el periodo de Azuchi-Momoyama con Nobunaga Oda a nuestros mandos, siendo el protagonista indiscutible de esta edición.

Junto a él, pudimos disfrutar los dos primeros capítulos del videojuego. Pudiendo participar en batallas no tan legendarias como la de Sekigahara, pero igualmente importantes para la expansión del clan Oda en el centro de Japón.

Claro está, Omega Force se caracteriza por darle muchísima ficción a las batallas que recrea. Por ende, algunos eventos están cambiados y puede que tengamos más giros de guion de los que realmente hubo históricamente hablando. Pero bueno, al fin de cuentas, estamos ante un videojuego y se busca más el entretenimiento que darnos una clase de historia.

Todo el recorrido de Omega Force condensando en Samurai Warriors 5

A lo largo de su infinidad de títulos, Omega Force ha ido añadiendo mecánicas y submecánicas que hacen de sus juegos experiencias rebosantes de contenido y material para mejorar y desbloquear. Tal es así, que en esta quinta parte nos volvimos borrachos solo jugando sus dos primeros capítulos.

Entre la cantidad de armas que obtenemos de los combates, su personalización y la cantidad de factores que afectan a los personajes para su desarrollo, no todo será coser y cantar. Los personajes suben de nivel, aprenden nuevos combos y además podemos adquirir nuevas características pasivas -además de otras tantas utilizables en batalla- en sus famosos tableros de crecimiento.

Esto afecta también a otros elementos como las monturas e incluso nuestra pagoda, donde podemos entrenar a los oficiales (personajes jugables), subir su maestría con las armas e incluso imbuir a las mismas de nuevos elementos y propiedades. Aunque en esta versión no hemos podido probar los modos que permiten mejorar dicha Pagoda.

Vamos, que Samurai Warriors 5 sigue siendo un título muy disfrutable para los jugadores que amen desbloquear y desarrollar contenidos.

Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo?

Si venís buscando novedades en cuanto a las batallas se refiere, id cogiendo la puerta. Sí, lo sé, los sistemas de Omega Force son bastante polémicos porque se apoyan en la repetición constante, llegando a niveles insalubres.

Aquí, para bien o para mal, no hay cambios y tocará desplegarse en batallas multitudinarias cumpliendo objetivos simples e hinchándonos a matar soldados temerosos de tocarnos la piel. Los oficiales dan algo más de guerra, aunque con dos combos fáciles caen sin muchos alardes.

Pero, seamos sinceros, a los amantes del género musou, esto es lo que nos fascina. Venimos aquí para rellenar nuestro medidor de fantasía de poder acabando con más y más enemigos que no pueden ni tosernos, hasta cumplir fases con medidores que sobrepasan el millar de cadáveres.

No obstante, aparte de los combos dicharacheros, tenemos ataques musou, modos especiales, ataques combinados con otros oficiales e incluso elementos del entorno para que las masacres sean lo más fructíferas posibles.

La única novedad remarcable reside en las habilidades activas. Con ellas, podemos activarlas siempre y cuando sus respectivos medidores estén completos (se llenan solos con el tiempo) y nos aumentarán estadísticas, acelerarán la recuperación de musou y nos permitirán desplegar habilidades especiales según el tipo de arma que empuñemos.

Que ojo, culpable. Si ahora las armas tienen medidor de destreza -como los juegos de Fire Emblem– es porque todos los personajes podrán usar diferentes familias de armas. Así pues, en función de las habilidades del arma o la rareza de esta, tendrán una letra de rango diferente y tocará entrenar a los oficiales para poder empuñarlas.

impresiones de Samurai Warriors 5

Mudando la piel a un estilo más anime

Parece que Omega Force le cogió el gusto a desarrollar musous de estética animesca como Dragon Quest Heroes o Persona 5 Strikers. A contracorriente de lo que nos venía acostumbrando la saga, Samurai Warriors 5 presenta un estilo visual anime, alejándose del tono realista de sus precursores.

Esto afecta a todo, no solo a los personajes. Por un lado, los escenarios ahora cuentan con bordes que imitan el trazo de rotuladores y acuarela, los efectos de combate recuerdan a series de animación así como los personajes. Los mismos gozan de rasgos más cercanos a los de la competencia: Sengoku Basara.

Personalmente, me gustaban más los diseños tirando hacia el realismo. Creo que le daba más identidad a la saga que imitar el estilo anime de moda, pero bueno.

Ahora, en lo estrictamente gráfico, Omega Force sigue sin desentonar. El juego presenta físicas, texturas, efectos de luz y animaciones que se sienten totalmente anacrónicos. Por suerte, esto acompaña a que la optimización en compatibles sea más liviana que de costumbre.

Si bien es cierto que hay alguna que otra ralentización, no estamos ante calvarios esperpénticos como el de Berserk & The Band of the Hawk y las batallas que jugamos pueden disfrutarse a 60 cuadros totalmente rocosos. Aunque hay algunas desavenencias técnicas, estamos ante un versión temprana y seguramente la versión final tendrá mejor acabado.

impresiones de Samurai Warriors 5

Samurai Warriors 5 promete, y mucho, para los amantes del género musou

Pues, a sorpresa de nadie, Samurai Warriors 5 parece que encandilará al hecho al género y espantará al que ya lo repudiaba. Estamos ante un musou muy tradicional, que innova poco o nada, pero que se mantiene sólido en lo que quiere ofrecer.

La versión final parece que tendrá toneladas de contenido para desbloquear y profesionalizar, sumados a modos muy interesantes como la mejora y defensa de nuestra Pagoda. En cuanto a lo disfrutado aquí, los dos primeros capítulos nos pone con un Nobunaga Oda muy carismático que encenderá la chispa de la unificación de Japón.

No puedo negar que el nuevo estilo visual me echa algo para atrás. De todas formas, no desmerece una a obra que será ambiciosa en lo técnico y en la oferta de contenidos.

Me quedo con muchísimas ganas de jugar a la versión final y acrecentar una Japón solida bajo un sinfín de cadáveres.

Share.

Gozando de los videojuegos y la cultura geek desde que tengo uso de razón. Escribo aquí bajo el influjo del látigo culpable, el iofruta de mi jefe y las ñardfaces más terroríficas que os podéis imaginar. Todo lo demás es pura fantasía que no existe fuera de vuestras cabezas.

Comments are closed.