El popular streamer del mundo no-hit por fin completa su gesta más heroica. Happy Hob logra la God Run 2. Ya puede descansar.

El mundo del no-hit cada vez es más popular en nuestro país. Gracias a grandes streamers, como Chuso Montero, parece que pasarse los juegos de la saga souls sin recibir ni un golpe ya es algo banal. Pero muy lejos de la realidad. El reto sigue siendo mayúsculo, pero hay algunos locos que logran completar todos los juegos de la saga sin recibir un golpe. Happy Hob logra la God Run 2, y el británico por fin puede descansar tranquilo.

Para quién no lo conozca, Happy Hob es un streamer que se dedica al mundo del no-hit, probablemente el más conocido a nivel mundial. Se conoce como no-hit a la forma de pasarse los juegos de la saga soulsborne y Sekiro sin recibir ni un solo golpe. Como podéis imaginar, una hazaña al alcance de muy pocos.

Happy Hob logró en marzo de 2019 completar la que bautizó como God Run. Esta run consistía en pasarse Demon’s Souls, Dark Souls 1, 2 y 3 y Bloodborne seguidos y sin recibir ni un solo golpe. Desde la salida de Sekiro, se propuso sacarse la God Run 2, que añadía dicho juego al infernal reto. Ahora, mucho tiempo después y sin ser el primero el lograrlo, Hob consigue completar una hazaña que llevaba demasiado tiempo intentando sin lograrlo.

El primero que lo logró fue el francés DobbYSama, pero la no-hit es una fiesta y jamás una competición, por lo que el logro de Happy Hob no se ve empañado ni, a su vez, empaña el logro de DobbYSama. Fuera como fuese, Hob anoche logró completar sin recibir ni un solo golpe Dark Souls 2, el último juego de un reto que empezó con Sekiro y siguió con Bloodborne, Demon’s Souls, Dark Souls 1 y Dark Souls 3.

Con picos por encima de los 25.000 espectadores, el streamer que en muchas ocasiones está a las bromas más que al juego, se ponía serio a medida que el reto llegaba a su fin. Siguiendo unas de las rutas más seguras en Dark Souls 2, que consiste en usar mucho el arco y jugar con las distancias, consiguió llegar sin golpes a los Vigilantes del Trono, un jefe que no es especialmente dificil pero sí muy puñetero. Una vez derrotados, el logro se saboreaba, pues Nashandra, jefe final del juego, es realmente fácil. Pero claro, después de llevar 5 juegos a tus espaldas, los nervios son tales que lo fácil se convierte en difícil.

Al final todo salió bien y por fin logró el reto que tanto tiempo llevaba peleando: completar la God Run 2. Y las cosas cómo son, sólo a unos meses del lanzamiento de Elden Ring. ¿Se animará a la God Run 3? Parece un reto imposible, pero este tío está loco. Y como diría el bueno de Hob: «let’s fucking go».

Share.

Adoro los videojuegos y la escritura, por eso estoy aquí. No concibo este mundillo sin las obras de Kojima y Miyazaki, son mis pastores y nada me falta con ellos. En mis ratos libres soy sociólogo, escribo poesía y mantengo profundas conversaciones con mi gato.

Comments are closed.