gameplay de Necromunda: Hired Gun

Te traemos el gameplay de Necromunda: Hired Gun que te pondrá los bellos de punta

El título de Focus basado en el universo de Warhammer 40.000 se presenta ahora con el gameplay de Necromunda: Hired Gun.

Seguro que más de uno se llevó una buena sorpresa con el anuncio del mes pasado. Y no solo porque saliera de la nada, sino también, por el increíble aspecto que muestra el gameplay de Necromunda: Hired Gun. Este shooter en primera persona que bebe de Doom está ambientado en el universo Warhammer 40.000.

 

Adéntrate en la Colmena. Con ese nombre se presenta el nuevo tráiler de Necromunda: Hired Gun. El cual ofrece un buen repaso a la ambientación y a los escenarios de este shooter en el que encarnamos a un cazarrecompensas en la ciudad de Necromunda.

Como bien sabrán los seguidores de Games Workshop, si algo no le va a faltar a un pistolero en esta ciudad, son las recompensas que cobrarse. Algo que deja bien claro el narrador de este vídeo al presentar la ciudad.

Un aspecto que se muestra en él, por ejemplo, es que los jugadores podrán crear y personalizar a su propio cazarrecompensas como más les guste, para así lanzarse a las calles de Necromunda en busca de más botín, nuevas armas, y enemigos a los que aniquilar.

Por supuesto, el tráiler termina por todo lo alto con un nuevo vistazo a la acción frenética, explosiva y muy dinámica que promete este shooter repleto de sangre y balas. Recordemos, como ya se mostró en el tráiler de anuncio del juego, que Hired Gun contará con unas amplias opciones de movilidad en combate.

Tendremos doble salto, carreras por las paredes, un gancho…Opciones que abarcan desde las carreras por las paredes y el doble salto hasta el uso de un gancho para moverse por las arenas de combate. Y no solo eso, también se podrá desarmar a los enemigos para neutralizarlos de manera pacífica…

O para acabar con ellos de manera aún más brutal. Y lo más importante de todo: estaremos acompañados por una mascota, mitad perro, mitad robot, que nos ayudará en combate (y que podremos acariciar, claro).