gameplay de Horizon: Forbidden West

Este gameplay de Horizon: Forbidden West muestra su poderío

La nueva aventura de Aloy al fin se muestra en movimiento. Este gameplay de Horizon: Forbidden West nos deja alucinados.

Tal y como estaba prometido, Sony ha compartido un nuevo gameplay de Horizon: Forbidden West. Hablamos de la secuela del queridísimo Zero Dawn y uno de los juegos exclusivos más esperados de su catálogo.

Aunque se ha desarrollado con PS5 en mente, también lo veremos en PS4. Juegues donde juegues, hay casi un cuarto de hora de material gameplay —¡el primero que vemos del juego!— cargado de novedades.

 

Como ya sabíamos, Horizon: Forbidden West lleva a Aloy hasta la costa oeste de Estados Unidos para continuar su cruzada contra las máquinas, las tribus que pueblan su mundo postapocalíptico y seguir explorando las ruinas de la humanidad tal y como la conocemos ahora mismo.

Por supuesto, en su nueva aventura tendrá ocasión de enfrentarse a nuevas clases de retos tanto a ras del suelo como bajo el agua, tal y como se pudo ver en el primer tráiler del juego.

En el vídeo, hemos podido comprobar cómo los enemigos mecánicos se multiplican con nuevas unidades (como el ya conocido Tremortusk, que simula un elefante y hará las veces de jefazo) algunas de ellas montadas por seres humanos de diferentes facciones y montables también por la protagonista.

También aparecen nuevas mecánicas complementando las que ya vimos en el original. Por ejemplo, Aloy puede seguir escondiéndose en arbustos, pero también podrá saltar por encima de las ramas bajas. Incluso puede escalar casi cualquier árbol que nos encontremos.

El combate promete mejoras interesantes, de forma que los humanos (que solían sentirse algo genéricos en el primer juego) ahora tienen puntos débiles repartidos por el cuerpo y la armadura y Aloy puede luchar con nuevas habilidades contra ellos.

Sin olvidar la aparición del escudo-paravela, útil para planear por el aire, lo que le dará al juego un nuevo toque de verticalidad que antes no tenía. A esto sumadle que Aloy será capaz de usar armamento pesado temporalmente.