Se abren las puertas del archipiélago turístico con el DLC de pago de Animal Crossing: New Horizons.

Si hay algo que hemos estado esperando mucho los jugadores de New Horizons es nuevo contenido. Este llegará en apenas unas semanas, el próximo día 5 de noviembre. Pero aunque llega tarde, no vendrá solo como contenido gratuito. También se ha confirmado un DLC de pago de Animal Crossing. Uno para decorar y poner las cosas monis y molonis.

Se trata de Animal Crossing: New Horizons – Happy Home Paradise. Y sí, como habréis adivinado, tiene una cierta similitud con Happy Home Desing, el juego de móviles de la franquicia. Como hemos comentado es un DLC de pago pero ojo, que ha llegado con una sorpresa. O dos.

La primera es que llega el mismo día que el contenido gratuito, el próximo 5 de noviembre. La segunda es que si bien cuesta 24,99€, podemos comprarlo de forma independiente o suscribirnos a Nintendo Switch Online + Paquete de Expansión y, mientras tengamos una suscripción activa, podremos deisfrutar del mismo.

Sea cual sea la forma en la que saquemos la billetera del bolsillo, el contenido será el mismo. Y no es moco de pavo, culpables, porque hay bastantes cosas interesantes.

Para empezar, nuestra tarea será diseñar las casas y entornos de un archipiélago turístico para que los residentes temporales estén la mar de contentos. Nos pedirán cosas y nosotros ya podremos echar las horas que nos dé la gana decorando.

Esto desbloqueará nuevos muebles y opciones de diseño. Y entre ellas están las paredes adicionales y las repisas y encimeras. Algo que va a hacer la delicia de nuestras islas porque todo lo que desbloqueemos en el archipiélago se podrá adquirir luego para nosotros.

Edificios funcionales

Una cosa que han añadido y que nos ha encantado es la posibilidad de decorar edificios funcionales como tal. Por ejemplo bibliotecas, restaurantes, colegios, etc. De esta forma, allí se reunirán los turistas para hacer de las suyas y nosotros podremos liberar espacios de la isla principal para usarlos en otros menesteres.

También se da la posibilidad de modificar las casas ya hechas, agrandar las habitaciones y cambiarles la forma o pedirle a los inquilinos que compartan piso. Toda una experiencia… aunque no creo que llegue al nivel de gran hermano.

También podremos invitar a nuestros colegas de la isla al archipiélago y regalarle cosas de allí. De esta forma, y poco a poco, igual nos dejan toquetear sus casas y… redecorarlas. Algo genial porque a más de un animalito les hace falta un poco de ayuda.

¿Os gusta esta actualización, culpables? ¿Os apuntáis a currar en el archipiélago de Nuria?

 

Share.

Friki de GuiltyBit. Coordinador, redactor, director del podcast y fan incondicional de Sonic, todo al mismo nivel. ¡Ah! Y maestro absoluto del látigo, por supuesto.

Comments are closed.