crítica del E3 2021

Crítica del E3 2021 – El peor certamen de la historia

El evento que emociona a los jugadores ha perdido todo su fuelle. Te resumimos con nuestra crítica al E3 2021 la peor entrega de la historia.

Dos letras: E3. Suficientes para poner el vello de punta a cualquier jugador que se precie. No en vano, el mes de junio siempre fue señalado para emocionarse, dejar fluir el hype y ser feliz con los videojuegos. No obstante, con nuestra crítica del E3 2021 verás que esto ha sido cualquier cosa menos una fiesta para emocionar a los jugadores.

E3, la fiesta para los jugadores… O así había sido hasta ahora

La feria, celebrada tradicionalmente en Los Ángeles, inició sus andanzas en 1995. Desde ese año en adelante, el evento ha ido creciendo sin parangón, sumándose más compañías a crear sus conferencias y stands para que la gente descubriese aquellos títulos que estaban en desarrollo.

Cierto es que hemos tenido muchas idas y venidas, recordad sino la fatídica feria de 2010, con una Konami que nos brindó una conferencia que puede catalogarse bien como la mejor de la historia o como la peor por su nivel de absurdez y despropósitos. Aun así, no ha sido tan lamentable como la que hemos tenido que sufrir en 2021.

Tras el Sumer Game Fest de Geof Keighley ya nos olíamos que este E3 iba ir mal… Pero no a este nivel tan extremo. Y no lo digo por que el SGF fuese malo, ni mucho menos, de hecho podéis leer mi crítica al evento donde he salido más o menos complacido. Sino porque se notó que le robó el protagonismo quedándose con la mayoría de anuncios importantes.

Es que de verdad, empezando por Ubisoft, la cual solo sorprendió por un juego de una película que ya está muerta o un juego de trial que interesará a tu tía Pepa y ya está, nos dejó con una de las conferencias más sosas y peor ritmo de su trayectoria. Y aun así creo que fue de las más potables que vimos.

SoulStice fue una gran sorpresa. Un Hack & Slash de tintes medievales oscuros que recuerdan a Berserk.

Los indies, los auténticos beneficiados del E3 2021

No negaré que en el territorio indie, la cosa salió bastante mejor parada. Devolver Digital nos dejó con otra de sus presentaciones mágicas, llena de momentos absurdos y humor negro, aunque esta vez le fallaron los juegos anunciados.

Guerrilla Games, Future Games, Wholesome Direct, IGN Expo y PC Gamer nos dejaron con un gran arsenal de videojuegos pero les fallaron las formas. Me explico, tener una batería grande de juegos indie no te garantiza ganarte al público, si no la forma en cómo los presentas.

Todas estas conferencias se dedicaron a disparar tráilers como una ametralladora sin que tuvieses tiempo para asimilar cada juego. Y eso que se vieron cosas muy interesantes, pero creo que deberían haber sido más selectivos.

De hecho recalco la de PC Gamer, los cuales han mejorado muchísimo su formato, añadiendo efectos especiales, memes actuales no rancios y parándose lo justo con las presentaciones. No obstante, aun les quedan mucho margen de mejora y podían traer algún pepino AAA de PC en vez de tanto indie.

Kazuya en Super Smash Bros. Ultimate fue una sorpresa que ni Kirby se vio venir.

2 grandes protagonistas: Microsoft y Nintendo

Por último hablando de lo más o menos decente: Microsoft y Nintendo. Si bien la primera ha tenido una de las presentaciones más sosas que recuerdo, al menos nos han surtido de un buen material de novedades. Quizás el problema está en fusionar los eventos de Bethesda y Microsoft en uno, sintiéndose demasiado condensado.

Pero bueno, el ritmo estuvo genial y han dado fechas de muchos juegos, cosa que no podíamos decir de sus anteriores intervenciones en el E3. Y Bethesda con Starfield ya se ha quitado una letra escarlata de encima, ahora falta que haga lo mismo The Elder Scrolls VI.

En cuanto a Nintendo, nos dejó con uno de sus clásicos Nintendo Direct. El mismo no ha estado nada mal, siguiendo el arquetipo de siempre, anunciando también bastantes novedades suculentas, sorpresas inesperadas, recuperando juegos de ahogarse con el hundimiento de Wii U y hasta nos deleitó con un poco de gameplay de Breath of the Wild 2.

Gun Grave G.O.R.E. es uno de los juegos que tenía guardados.

Koch Media estrenándose en el E3 de la peor forma posible

En la parte mala, tenemos el infierno de puertas abiertas. Por donde empezar, culpables. Ah, sí, el debut de una editora en el E3 como es Koch Media. Terrible sería ser benevolente con su formato. Aunque se anunciaron un par de juegos interesantes, dedicaron muy muy poquito tiempo a los juegos y se tiraron la vida preguntando a desarrolladores.

Esto es un gran problema, pues hablamos de estudios poco conocidos o nuevos cuyas figuras no han tenido tiempo para destacar en la industria, con lo cual, el interés del público por sus vidas y trabajos es igual a cero. Una conferencia muy cutre, hecha por videollamadas sin apenas preparación, aburrida y con un ritmo que es para matar a las gaviotas. Ha sido atroz con todas las letras.

Tendremos DLC de Resident Evil Village. ¿Recuperarán la historia de Ada Wong descartada?

La nueva edad de oro de Capcom empañada por su amago de conferencia

Pero en el caso de esta, se puede dar la excusa de ser su primerito día. No como a Capcom, Square Enix o Bandai Namco. Capcom tenía a la gente muy ilusionada por el posible anuncio del remake de Resident Evil 4 y algún que otro proyecto sorpresa.

Sin embargo, lo único que mostraron fueron dos tráilers extendidos de Monster Hunter Stories 2 y un remaster de un Ace Attorney de 3DS (juegos previamente anunciados)… Ah sí, y también que van hacer un DLC de RE Village porque la gente lo pide de forma intensa.

Solo esto, con lo cual llamarlo «conferencia» sería injusto. Ha sido una treta de mal gusto y hecha con una desgana descorazonadora.

Al menos de la parte de competitiva de los Fighting Games han tenido buenas noticias. La pandemia no frenará la Capcom World Tour, recuperándose en 2021 para poner a prueba a los mejores jugadores del mundo de Street Fighter V.

¿Garland? ¿Chaos? ¿Matar a Chaos? Como siempre, los diálogos de Nomura dan para facepalm.

¿Qué haces Square Enix? ¿Está todo bien por casa?

Square Enix por ahí anda. Nos presentó la novedad de Guardianes de la Galaxia, pero le dedicaron muchísimo tiempo, llegando aburrir al espectador por la sobredosis de información. Llego un punto que ya desconectabas. El resto de anuncios o bien eran cosas ya anunciadas de antes o remaster del remaster del enésimo Final Fantasy clásico.

A ello, sumadle la enorme decepción que ha sido Babylon’s Fall. Un juego que prometía mucho por quienes están detrás y lo visto ha dado vergüenza ajena por la pobreza de su estilo visual y gráfico. Eso sin contar que será un juego como servicio, una combinación que no sienta nada bien oír a los jugadores.

Pero la traca ha sido la sorpresa final. Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin. Un soulslike de los creadores de Nioh que «rebootizarán» el Final Fantasy original.

Que esté Nomura como director creativo detrás nos dejó con un tono oscuro y unas frases estúpidas dignas del creativo, que rápidamente se convirtieron en un meme y propulsó los dislikes del tráiler en YouTube.

crítica del E3 2021
Manda leches que ni mostrasen un pequeño avance de Elden Ring en su conferencia…

La conferencia de Bandai Namco no existió, fueron los padres

La auténtica traca la ha tenido el última día la desdichada de Bandai Namco. La editora japonesa venía de dejarnos calientes con el tráiler de Elden Ring en el Summer Game Fest y todos esperaban ver algo más del juego de Miyazaki.

Claro está, también había expectación por saber más sobre sus títulos de lucha como FighterZ, Tekken 7 o Guilty Gear Strive.

No obstante, lo único que obtuvimos fue un tráiler de calidad deplorable de House of Ashes, la nueva entrega de The Dark Pictures, seguido de una charla de 10 minutos con los desarrolladores que no ha aportado nada interesante.

Y ya está, eso ha sido la conferencia de Bandai Namco. Personalmente, me lo he tomado como un insulto al público

crítica del E3 2021

Posiblemente, el peor E3 de la historia que hemos vivido

En general, este E3 ha sido flojo para las conferencias que lo hicieron bien y un absoluto desastre para aquellas que no se han tomado en serio así mismas. De media, hemos obtenido un evento olvidable, que ha dado vergüenza ajena por momentos y se ha convertido en una falta de respeto al jugador en otros.

Creo que no recuerdo un E3 tan lamentable y me hace cuestionarme la existencia del mismo. Estábamos mejor en 2020 con eventos sueltos y más centrados. Vale que estamos recuperándonos de una pandemia y que eso ha afectado muchísimo a los estudios, pero vamos, si no hay nada que mostrar, ni te molestes en celebrar un certamen de este calibre.

Igual otro año de descanso para el E3 habría sido la solución o puede que las cosas sean así siempre a partir de ahora. Lo que tengo claro es que yo me bajo del carro si para 2022 nos presentan el mismo formato de conferencias.