Hitman 3 es un juego tan complejo que a veces parece de puzles. Hoy os enseñamos cómo superar La exposición de jardinería de Dartmoor.

Hitman 3 es uno de esos juegos que se actualizan constantemente. Hace poco, teníamos noticias del contenido de su nueva temporada, en el que se incluía un nuevo mapa para una de las localizaciones más celebradas de HITMAN 3. Os enseñamos cómo superar La exposición de jardinería de Dartmoor en Asesino Silencioso

Como podéis ver en nuestro canal de YouTube, os mostramos en vídeo cómo eliminar a los cuatro objetivos principales de manera sencilla. Lo que hace interesante esta intensificación que, además, se desarrolla en un mapa completamente nuevo, es que los objetivos a eliminar cambiarán en cada nivel de intensificación. Son cuatro en total, y os mostramos cómo eliminar a cada uno de ellos de manera sencilla.

 

Objetivo 1: Gulshan Yazdani

La recomendación principal para eliminar a este objetivo es empezar la misión con unas monedas y con veneno letal. Nos dirigiremos a la zona e iremos directo a la zona del fumeteo. Allí encontraremos a una señora que está haciéndose selfies, por lo que usaremos una moneda para distraerla y alejarla de la shisa.

Con la mujer distraída, será nuestro momento ideal para envenenar la cachimba sin que nadie nos vea. Ya solo queda esperar a que el objetivo repita su patrón de movimientos y se siente a fumar plácidamente, por última vez. En caso de no tener veneno letal, os recomendamos conseguir veneno emético de la zona en la que hay dos amantes (cerca de la basura) y ahogar al objetivo cuando vaya a vomitar después de fumar.

Objetivo 2: Evelyn Crane

A esta anciana ya le tiene que llegar su hora. Como antes, os recomendamos encarecidamente empezar con monedas y con el veneno letal. Nada más empezar, iremos hacia la izquierda y distraeremos al guardia lanzando una moneda detrás del camión. Cuando vaya, le noquearemos y lo dejaremos ahí. Posteriormente, iremos detrás del banco en el que se encuentra el sirviente y lanzaremos una moneda a la parte frontal del camión y repetimos jugada.

Con los dos fuera de juego, los esconderemos en el cubo de la basura y nos vestiremos como sirviente. Ahora todo lo que deberemos hacer es ir donde el objetivo, esperar a que se aleje de su querido té y envenenarlo, para que se vaya al cielo o al infierno con un buen sabor de boca.

Objetivo 3: Manon Beaulieu

Esta muchacha de nombre francés se encuentra algo alterada porque le falta la inspiración. Se estará paseando por unas zonas mientras fuma y maldice a los cuatro vientos. Creo que el Agente 47 debe terminar con su sufrimiento, ¿no?

Para ello, deberemos seguir los mismos pasos que para el asesinar a Evelyn Crane. Una vez estemos disfrazados de sirviente del evento, deberemos dirigirnos a la zona del catering y posicionarnos para servir limonada. Envenenamos la limonada y esperamos a que la susodicha se paseé por delante para ofrecerle, literalmente, un trago de muerte. Jamás un limón estuvo tan agrio.

Objetivo 4: Ken Takeuchi

Por último, el señor Ken. Para eliminar a este objetivo tendremos que ser menos sutiles que de costumbre. El personaje se paseará por su zona de jardín, pero jamás se quedará solo y siempre estará a la vista de alguien. Pero bueno, eso nunca es un problema para el Agente 47.

Deberemos situarnos fuera del jardín, cerca de la «puerta» más alejada de la entrada al mismo. Una vez allí, sacaremos la pistola (preferiblemente la ICA19 por su mejor precisión) y esperaremos a que se sitúe justo debajo de la jaula para pájaros. Una bala a la cadena que sostiene la jaula y nuestro Ken volará libre para siempre.

Y eso es todo culpables. Para más guías de este estilo, no dudéis en visitar nuestra sección en la web dónde podréis encontrar todo tipo de indicaciones para hacer de vuestro trasegar por el mundo de los videojuegos algo sencillo y ameno.

Share.

Adoro los videojuegos y la escritura, por eso estoy aquí. No concibo este mundillo sin las obras de Kojima y Miyazaki, son mis pastores y nada me falta con ellos. En mis ratos libres soy sociólogo, escribo poesía y mantengo profundas conversaciones con mi gato.

Comments are closed.