Increíble pero cierto, el combate de Devil May Cry no fue hecho premeditadamente, sino que fue cosa de un bug de otro juego.

Para conmemorar el 20 aniversario de la saga del caza demonios más chulo, su creador, Hideki Kamiya, compartió algunos detalles interesantes sobre el desarrollo de la franquicia. Aunque hay cosas que ya conocíamos —como que el primer DMC fue un prototipo de Resident Evil 4—, Kamiya también mencionó que el combate de Devil May Cry tuvo un origen anecdótico.

 

Como bien relata Kamiya en Twitter, mientras Capcom trabajaba en el primer Devil May Cry, otro equipo de la compañía estaba desarrollando Onimusha, un título de acción y aventura con elementos de sigilo. Kamiya se percató de un bug en Onimusha que mandaba a volar a los enemigos cuando combatían con el protagonista.

Inmediatamente, Kamiya visitó al programador de DMC, Kazunori Inoue, y le dijo: «¡Quiero golpear a los enemigos y que salgan volando!», y así comenzó a tomar forma el combate de la saga.

Por casualidad, Inoue ya estaba trabajando en un sistema de auto-target enfocado en armas de largo alcance. El programador mezcló su trabajo actual con el bug de Onimusha para lanzar y disparar a los enemigos mientras flotan en el aire.

Kamiya también compartió, que el creador de la saga Resident Evil, Shinji Mikami, fue quien lo convenció de abandonar el prototipo de Resident Evil 4 y enfocar mejor el trabajo que había hecho hasta ese día para crear su propio videojuego.

Esto se lo dijo Mikami a Kamiya, puesto que dicho prototipo era demasiado diferente a un juego de Resident Evil y ya no se sentía como un título de esta franquicia de horror.

Devil May Cry 5 es el título más reciente de la franquicia de Capcom. Nuestro bello Cardona lo analizó guapamente y le tuvo enamorado muchos meses.

Share.

Gozando de los videojuegos y la cultura geek desde que tengo uso de razón. Escribo aquí bajo el influjo del látigo culpable, el iofruta de mi jefe y las ñardfaces más terroríficas que os podéis imaginar. Todo lo demás es pura fantasía que no existe fuera de vuestras cabezas.

Comments are closed.