EA da carpetazo al shooter looter. Tras dar muchos tumbos, se efectúa la cancelación de Anthem antes incluso de lo esperado.

Tal y como todos nos temíamos, se ha producido la cancelación de Anthem. La supuesta versión resideñada acuñada extraoficialmente como «Anthem Next» no verá la luz del Sol.

Los servidores del looter se mantendrán activos y disponibles tal y como hasta ahora. Sin embargo, no contaremos con esta revolucionaria actualización en el horizonte ni otros planes de contenido anunciados.

Es de esperar que la población descienda progresivamente. Sin duda, una noticia que a unos pocos les sabrá amarga (y puede que alegre a otros). Sobre todo para para acompañar su segundo aniversario.

 

«Desde el lanzamiento de Anthem, el equipo se ha esforzado por mejorar continuamente el juego, lanzando múltiples actualizaciones que traían consigo diversas mejoras e introducían nuevos contenidos para jugar» reza el comunicado, haciendo referencia al evento conocido como Cataclismo.

Este iba a ser la gran esperanza para el material endgame; o a Neviscalia para las épocas navideñas. Por supuesto, esos esfuerzos se extienden hasta la reestructuración anunciada el año pasado, que como puedes ver, ha resultado ser infructuosa.

«El hecho de trabajar desde casa durante la pandemia ha tenido un impacto en nuestra productividad y no todo lo que habíamos planeado como estudio antes de COVID-19 puede llevarse a cabo sin someter a nuestros equipos a un estrés excesivo«, comentan.

El desarrollo de Anthem Next, recordemos, corría a manos de un equipo de aproximadamente treinta personas. Durante el proceso llegamos a ver algún adelanto sobre lo que nos esperaría en esta versión, desde la renovada hoja de personaje hasta el inventario de contratos de los mercaderes.

Pasando incluso por el botín físicamente presente en el mundo del juego e incluso los parámetros que gobernarían el comportamiento de las armas.

Share.

Gozando de los videojuegos y la cultura geek desde que tengo uso de razón. Escribo aquí bajo el influjo del látigo culpable, el iofruta de mi jefe y las ñardfaces más terroríficas que os podéis imaginar. Todo lo demás es pura fantasía que no existe fuera de vuestras cabezas.

Comments are closed.