Naoki Yoshida está plenamente centrado en la calidad de Final Fantasy XVI. El juego no saldrá hasta que esté 100% pulido.

Naoki Yoshida, máximo responsable del incombustible Final Fantasy XIV, lamenta que algunos videojuegos actuales se pongan a la venta con errores o bugs que hayan podido pasar por alto. Su compromiso va con la calidad de Final Fantasy XVI. Quiere que se ponga a la venta lo más pulido posible; cuandoquiera que lo haga.

En declaraciones a Famitsu (vía Aitaikimochi en Twitter), el respetado creativo nipón sostiene que están completando tanto Final Fantasy XIV: Endwalker, previsto para este 23 de noviembre, como el próximo Final Fantasy XVI, con “el máximo cuidado posible”.

 

La citada usuaria, que generalmente ofrece transcripciones de las declaraciones de los creativos nipones con su correspondiente explicación, amplía con más contexto sobre la afirmación de Yoshida.

Generalmente, muchos títulos llegan al mercado con poco tiempo de margen respecto a su fecha de salida o antes de lo que deberían; y eso es algo que no quiere que suceda con sus videojuegos.

Por ello, asegura que el equipo está dando lo mejor de sí para asegurar un producto completo, libre de bugs, donde la calidad esté por encima de todo.

Otra pregunta recurrente de parte de la comunidad es por qué no sabemos nada de Final Fantasy XVI desde su anuncio hace ya más de un año. Fue este pasado julio cuando el propio Yoshida indicó que están esperando el momento adecuado.

No quieren precipitarse. No veremos nada nuevo del título “hasta que esté satisfecho”. De este modo, esperan poder controlar mejor las expectativas de los usuarios.

En anteriores declaraciones aseguraron que el desarrollo avanza a buen ritmo y que el doblaje al inglés se encuentra en su fase final. Final Fantasy XVI será exclusivo de PlayStation 5 en consolas de forma temporal. ¿Será una de las sorpresas del PlayStation Showcase de este jueves 9 de septiembre?

Share.

Gozando de los videojuegos y la cultura geek desde que tengo uso de razón. Escribo aquí bajo el influjo del látigo culpable, el iofruta de mi jefe y las ñardfaces más terroríficas que os podéis imaginar. Todo lo demás es pura fantasía que no existe fuera de vuestras cabezas.

Comments are closed.