Si añoráis la sangre añeja de juegos como Blood, no perdáis el ojo al anuncio de Cultic, un shooter que rememora bien a este.

3D Realms ha presentado un nuevo FPS de estética retro creado por Jason Smith. El anuncio de CULTIC nos deja un juego inspirado en el clásico del 97 de Monolith Productions y GT Interactive, Blood.

El título también cuenta con una temática oscura y muchas dosis de gore, en un indie atípico. Si bien estamos acostumbrados a que las apuestas por el pixel-art se lleven a cabo a través de juegos 2D, cada vez están llegando más propuestas para el género FPS.

 

CULTIC nos transporta a los shooters de antaño. Jason Smith pretende conseguir con CULTIC transportarnos a las sangrías de los años 90, con un potente diseño artístico y de audio totalmente retro.

Sin olvidarse de aprovechar todas las ventajas que los motores actuales ofrecen, como el uso de físicas avanzadas, las nuevas técnicas de iluminación y poder contar con un mundo completamente construido en 3D.

El juego también busca ofrecer al jugador distintas formas de enfocar un combate. Nos permitirá atacar y moverse de forma agresiva, con movimientos rápidos como la esquiva, los saltos y deslizamientos. De esta forma de juego ofrecerá una sensación de shooter frenético similar a los clásicos de id Software.

Aunque eso no quita que tendrá la opción de moverse desde el sigilo, con un ritmo lento que permita la colocación de trampas y el avance seguro.

Muchas de las armas y objetos que hemos visto en el tráiler son todo un viaje hacia los 90. Algunas muy reconocibles de los títulos de la época. Si os ha llamado la atención el juego, estáis de suerte, sus creadores han puesto una demo a disposición de todo aquel que quiera descargarla.

Si todavía queréis más juegos retro FPS, os animamos a que le echéis un vistazo a nuestro análisis de Ion Fury, uno de los juegos que más supo captar la esencia del género en estos últimos años.

Share.

Gozando de los videojuegos y la cultura geek desde que tengo uso de razón. Escribo aquí bajo el influjo del látigo culpable, el iofruta de mi jefe y las ñardfaces más terroríficas que os podéis imaginar. Todo lo demás es pura fantasía que no existe fuera de vuestras cabezas.

Comments are closed.