La temporada 5 ya está aquí y sirve de refuerzo para el análisis de Street Fighter V: Champion Edition que os traemos a continuación.

Los juegos de lucha son gasolina para muchos de los culpables. La pasada y presente generación nos están dejando absolutas maravillas para el género, caso de Mortal Kombat 11 o Dragon Ball FighterZ, y Capcom no quiere quedarse atrás. Hoy os contamos qué nos ha parecido el juego de lucha por antonomasia en nuestro análisis de Street Fighter V: Champion Edition.

 

Capcom en su nueva Edad Dorada. No nos cansaremos de repetirlo

Street Fighter V vio la luz en nuestras queridísimas PlayStation 4 y PC en 2016 con un lanzamiento bastante cuestionable. Solo 16 luchadores, 4 stages, casi ningún modo offline y un netcode que era el festival del lag. Casi parecía que nos estaban cobrando a 60 euros por un Early Access de Street Fighter.

Si a esto le sumábamos que la única forma de ir desbloqueando contenido era mediante Fight Coins, la moneda in-game, las cuales solo se conseguían ganando combates online… Pues nos quedábamos con un Fighting Game en el que o bien eras un hacha en el campo online o iba para la estantería a coger polvo en el mejor de los casos.

Pero bueno, la nueva Capcom es una editora a la que parece que le gusta hacer las cosas bien. Tras lanzamientos multimillonarios que han gustado a crítica y fanáticos a partes iguales dentro de las franquicias de Monster Hunter, Devil May Cry y Resident Evil, Street Fighter no iba a quedarse atrás.

En octubre de 2020, Capcom lanzó la macroactualización Champion Edition. Esta mejora servía de broche de oro para cerrar un videojuego repleto de contenido para todos los gustos y con la friolera cifra de 40 personajes jugables.

El modo historia nos cuenta la cruzada por unas piezas de ajedrez para activar un arma prohibida de Shadaloo. No está bien contada y es tediosa, pero se acaba en un pispás.

Combate artesano

La profundidad del sistema de combate de Street Fighter a día de hoy poco tiene que envidiar a la de cualquier juego top del género. Es cierto que muchos personajes comparten planos de movesets, especiales e incluso V-triggers, pero es en la framedata donde Street Fighter suele sobresalir sobre la competencia.

Así como Mortal Kombat es un juego más de medir los tiempos, aprovecharse de los rebotes y el intercambio de zonas, SFV potencia el uso de samples para combos rápidos y largos teniendo de apoyo los Special Moves para rematar o castigar y los V-Trigger como apoyo secundario.

Es un estilo al que se le coge muy rápido el truco, teniendo algunos personajes más complejos que otros, pero que en general es amable con el iniciado y permite un gran campo de profesionalización para el jugador que se quiera volver dedicado.

De hecho, esta Champion Edition nos permite escoger entre 2 V-Skill y V-Triggers por personaje, pudiendo hacer así builds humildes que dan lugar a un mundo de opciones en batalla en función vayamos desarrollado destreza a los mandos.

Tenemos infinidad de registros para ver nuestros combates, comprobar los puntos intercambiados e incluso ver una gráfica según nuestra forma de jugar.

Se el rey del multijugador y de tu máquina

Street Fighter V Champion Edition puede vanagloriarse de tener un montón de modos. Empezando por el modo Arcade, el cual nos permite vencer a una lista de luchadores tematizados como si fuesen de entregas pretéritas de la franquicia y así mejorar nuestros tiempos en distintas dificultades.

Por otro lado está el modo historia, pudiendo disfrutarse un modo cinemático que va alternando combates con escenas, seguido de otra modalidad donde echaremos unos pocos combates con cada luchador para conocer parte de su acervo en esta entrega. Aquí podremos conseguir buenas cantidades de FC que más adelante diremos que tienen de especial.

Huelga decir que tenemos un modo duelo bastante simplón donde vernos de tú a tú contra un amigo en nuestra misma máquina. Pero lo interesante viene del modo Desafío. Aquí tendremos cantidad de submodalidades interesantes como una suerte de Modo Supervivencia, pruebas de combos para cada personaje e incluso batalles de eventos temporales.

Estos eventos sirven para conseguir ítems de personalización exclusivos (como es el caso de trajes de Devil May Cry para los personajes), además de importantes sumas de FC.

Por lo demás, tenemos el conocido CFN, un punto de encuentro online para ver repeticiones, anotarse a torneos oficiales, conocer nuevos contrincantes y formar una gran comunidad.

Hay muchas colaboraciones en forma de trajes. Devil May Cry, Darkstalkers, Resident Evil, Mega Man…

Batallas en red impecables

Seamos francos, en un juego de lucha lo ideal es que su infraestructura online sea fina como la de un reloj suizo. Street Fighter V se puede vanagloriar de haber subsanado sus problemas de red persistentes en actualizaciones anteriores, pudiendo jugarse fluidamente en todo momento y a una tasa de frames absoluta.

Si bien es cierto que esto siempre dependerá de la conexión del contrario, en más de 100 combates online que he disputado, tan solo en uno he tenido problemas (y tampoco es que hiciesen la batalla injugable). El crossplay funciona de maravilla con PlayStation, pudiendo agregar jugadores y tenerlos ahí para batallar cuantas veces se precise.

Además, ahora tenemos la posibilidad de hacer clanes a través de nuestro Dojo. Se nos otorgará una suerte de escenario de batalla que podremos editar con diferentes cosméticos desde una página web, agregar luchadores que se clasificarán según su nivel como jugadores e incluso hacer un cartel para promocionar el clan.

Mediante las lecturas de la fortuna de Menat podremos invertir FC o cupones (que obtendremos ganando rutas en el Modo Supervivencia) en cajas de botín que dispensarán recompensas aleatorias para personalizar el susodicho Dojo. En ellas también pueden tocarnos colores alternativos y material ilustrativo del juego.

Las predicciones de Menat sirven para conseguir objetos cosméticos tanto para el Dojo como para nuestros luchadores.

Lienzos agresivos corriendo en tu sistema favorito

Street Fighter IV fue bastante criticado en su día por tener un estilo cartoon algo desenfadado. Para un servidor la verdad es que estaba bastante bien, pero si tengo que escoger, el estilo de Street Fighter V me sabe mucho mejor.

Sacando músculo de MT Framework (recordemos que Capcom ahora se vale de RE Engine para casi todo) tenemos personajes de proporciones bizarras, con paletas de color más apagadas pero también más estilizados y de rasgos duros.

Lo más destacable de su faceta visual está en lo indirectamente realista que es respecto a la fisionomía de las mujeres. Hablo de que según el estilo de combate que dominen, tienen una sección de sus músculos formados correctamente para combatir.

Por ejemplo, Chun Li o Juri poseen unas piernas super desarrolladas, propias de seguir entrenamientos intensos de prensa y estocadas. Mientras que Camy, debido a sus movimientos con volteretas y torbellinos, posee abdominales duros como rocas.

Esto es algo que me gusta señalar, pues no es la tónica la de diseñar personajes fortalecidos según entrenamientos reales. Mucho menos mujeres, donde suelen ser todas palillos en tacones y con «3 cabezas» en los videojuegos de lucha.

análisis de Street Fighter V: Champion Edition
Si es nuestra primera vez a Street Fighter, tenemos un tutorial en forma de precuela histórica donde Ryu y Ken entrenan lo básico con Gouken, su maestro.

Mucho contenido pero de difícil acceso

Si hay algo que tenga que destacar como malo muy malo es el tema de las Fight Coins. En su día ya fue un elemento muy criticado pero es que al día de hoy su obtención es más que nula jugando modalidades offline.

La única forma de obtener cantidades decentes es acabándose los modos historia de cada personaje, ya que la primera vez que los superamos, subiremos varios niveles, obteniendo 1000 FC por cada nivel conseguido. Sobre su utilización y maneras de farmearlo os hablo en esta guía de aquí en más profundidad.

Pero quitando eso, tendremos que invertir cientos de horas jugando online para ahorrar para algún personaje o stage nueva. Claro está, existen de alternativa a tener que pagar con nuestra cartera como en el resto de fightings games, pero dado el esfuerzo casi sale mejor a cuenta a hacerlo.

Al menos, la actualización de Champion Edition nos añade todos los personajes hasta la fecha, a excepción de los de la 5º temporada, la cual dio su pistoletazo de salida con Dan y el set de trajes deportivos para otros personajes.

análisis de Street Fighter V: Champion Edition
Si activamos las colaboraciones en las batallas online, tendremos anuncios antes de cada combate. Siempre que salgan, conseguiremos 10 FC gratis.

¿El mejor Street Fighter hasta la fecha?

Pues podría decir que sí. Street Fighter V ya no es lo que era cuando salió. Ahora mismo tenemos un juego repleto de modalidades para perder horas y horas, un online más que competente y personajes profundos para encontrar aquel que se ajuste a ti como un anillo.

Es cierto que las Fighter Coins no dejan de ser una ilusión más que un recurso eficiente para desbloquear contenidos, pero tampoco es que sus pases de batalla sean muy caros para las novedades que van ofreciendo cada temporada.

Sin duda alguna, Street Fighter V Champion Edition entra dentro de lo mejor del género actual. Una maravilla que no debeís dejar escapar si os encantan los fighting games o si siempre os han imbuido demasiado respeto. Puede ser una gran puerta de entrada para disfrutar del género.

análisis de Street Fighter V: Champion Edition
Análisis de Street Fighter V: Champion Edition para PC
Ni Street Fighter se salva de la redención de Capcom
Un grandísimo juego de lucha que al fin alcanza las cotas de calidad que merecíamos. Esta Champion Edition incluye infinidad de modos, un online a prueba de balas y mucho contenido para desbloquear y absorber durante cientos o miles de horas.
Cunde
Multitud de modos y personajes para degustar.
Precioso en lo visual, excelente en lo sonoro, quirúrgico en lo jugable.
De los mejores netcodes para jugar online sin pérdida de frames.
No Cunde
Los FC siguen siendo un coñazo para farmear.
La barrera de entrada en las partidas igualadas es demasiado grande.
Los tiempos de carga a veces son muy pesados.
9
¡Hadouken!
Share.

Gozando de los videojuegos y la cultura geek desde que tengo uso de razón. Escribo aquí bajo el influjo del látigo culpable, el iofruta de mi jefe y las ñardfaces más terroríficas que os podéis imaginar. Todo lo demás es pura fantasía que no existe fuera de vuestras cabezas.

Comments are closed.