Análisis de Kazuya en Super Smash Bros. Ultimate

Repasamos al hijo de Heihachi con este análisis de Kazuya en Super Smash Bros. Ultimate. ¿Es demasiado para el Fighting Game de Nintendo?

Como ya sabréis, Sakurai nos oficializó un mini direct hace dos días donde nos mostró las cualidades que tiene el último luchador en incorporarse al roster. Claro está, en este análisis de Kazuya en Super Smash Bros. Ultimate os comentaremos los pormenores del personaje así como sus fortalezas y debilidades.

 

¿Quién es Kazuya? ¿Por qué tiene pinta de necesitar un abrazo?

Kazuya Mishima es el hijo predilecto de Heihachi Mishima, el actual dueño del conglomerado de empresas (zaibatsu en Japón) Mishima, la entidad más poderosa del planeta. Tal es así, que es el mecenas del Torneo del Puño de Hierro (TEKKEN) donde los luchadores más fuertes de todo el mundo prueban su valía cada cierto tiempo.

No obstante, Kazuya y su padre se llevan peor que el Zagal con Microsoft, y no es para menos. Heihachi intentó matar varias veces a Kazuya por poseer el Gen de Diablo, una particularidad genética, heredada de su madre, que le permite convertirse en un demonio ultra poderoso y malévolo.

Así que, movido por la venganza, Kazuya hizo de todo para hacer la vida imposible a papaíto. Desde formar su propia empresa para luchar en lo económico, meterlo en incontables trampas, aprovechar cualquier situación para dejarlo en desventaja -véase la intro de Tekken 5– hasta dedicarle el mismo final tirándolo al famoso volcán.

Pero se ve que ni con esas puede con su ascendiente, por lo que Kazuya se ha venido a Super Smash Bros. Ultimate a desfogarse contra los personajes de Nintendo y otras franquicias. Puede que al Mii de Heihachi sí sea capaz de vencerle *guiño*.

Aquí tenéis la lista de movimientos que dispensa el personaje. ¿Seréis capaces de memorizarla entera?

Los personajes de Fighting Games en Smash hacen destrozos

Una particularidad que tienen los personajes venidos de videojuegos de lucha es que se intenta que sean lo más parecidos posibles, mecánicamente hablando, a los originales. Es por eso que luchadores como Ryu o Terry tienen un montón de inputs, combos y mecánicas especiales que el resto de personajes no tienen.

Kazuya no es la excepción, ni mucho menos, pues tiene una paleta de movimientos aún más larga y compleja que las de sus compañeros de Street Fighter y The King of Fighters.

Claro está, como en Smash tenemos pocos botones para comenzar inputs, la mayoría de movimientos del personaje se han reducido al botón A, teniendo una especial importancia la posición y las direcciones a la hora de ejecutarlos.

Si bien es difícil adaptarse al timing del videojuego si somos jugadores noveles en Smash, si te haces con él no tendrás muchos problemas para ejecutar la mayoría de comandos. Los más complejos son los propios que Kazuya trae de Tekken adaptados sin modificar, siendo direccionales bastante complicadas de introducir con el mediocre stick del Joy-Con.

Lo bueno es que no son esencialmente obligatorios para disfrutar del personaje, es más, jugando como si fuese otro personaje del plantel sigue siendo igual de eficiente y divertido.

Demonio y humano comparten protagonismo

Devil Kazuya en Tekken siempre se presentó como un personaje aparte en las primeras entregas de la saga, pasando a ser una transformación en las más modernas o incluso solo aparecer al ejecutar determinados ataques. Aquí, sin embargo, aparece siempre que ejecutemos un ataque smash o un especial del botón B con Kazuya.

Con B arriba, Kazuya pega un salto ayudado de sus alas demoníacas que cubre bastante distancia, además de ser muy rápido y generar un daño interesante si intercepta al enemigo. Con B neutral, Kazuya dispara un rayo desde su ojo demoníaco, útil para zonear si el enemigo es grande (inútil si nos enfrentamos a cosas como Kirby o Pikachu) o para alejarlo del borde del escenario.

Este especial puede hacerse también estando en el aire, siendo posible dirigir incluso el haz con el direccional. Mientras tanto, con el B lateral, el luchador hará una acometida horizontal con su puño, que dejará incapacitado unos segundo al enemigo que impacta. Es muy útil pues permite la continuación con otros ataques.

Por último, el B abajo ejecuta un uppercut que sirve para castigar a los enemigos que vengan por el aire o enganchar con un agarre a los que vengan por tierra, haciéndolos rebotar contra el suelo. Al igual que el B lateral, este ataque permite la continuación de otros, tanto en su forma castigadora como en su forma de agarre.

A su vez, mediante el ataque Ultimate, Kazuya se transforma en su versión Devil de Tekken 7, lanzando un conjunto de rayos que barren con todo aquel que esté enfrente suya. Es un Ultimate con poco rango de captura y tampoco es que haga demasiado daño, lo que compensa la extrema funcionalidad del personaje en otras áreas.

Como skin adicional nos viene con su clásico traje, en muchos colores, imitando a Jin y hasta los trajes dorados de Tekken 7.

Especialista en come backs, como la mayoría de personajes DLC

Sí, culpables, Kazuya no iba ser menos. Si Terry, Joker y Sefirot se ponen farrucos cuando su % de daño es muy alto, Kazuya entonces se crece más que Cardona jugando a Devil May Cry en Twitch. Cuando este asoma números rojos en su indicador, será envuelto en un área roja simulando el Rage Mode de Tekken 7.

En este estado, aparte de tener los beneficios de la propia mecánica de esta entrega de Smash, Kazuya podrá realizar el ataque especial denominado Rage Drive.

Para explicároslo de forma sencilla, cuando Kazuya está en Rage Mode, los tiempos de introducción de inputs se alargan, algunos movimientos se desbloquean, tendrá super armor con algunas técnicas y sus golpes harán más daño. A mayores, puede ejecutar su Rage Drive, que en Smash consiste en un agarre que hace un daño descomunal.

Este puede ejecutarse con B abajo o con el botón predeterminado de agarre, pero en Rage Mode lo que cunde es que puede usarse como condimento final para los combos elaborados.

análisis de Kazuya en Super Smash Bros. Ultimate
A la fiesta de Kazuya vienen los cromos de Tekken, tenéis a clásicas como Asuka o Nina Williams.

Deleite para los mandos y para los oídos

Junto al señor Kazuya, su DLC nos trae una stage muy molona. Se trata del Mishima Dojo, un templo con muchos años de tradición en la familia de Kazuya, donde vemos a Heihachi de fondo con sus quehaceres.

Su forma común comparte elementos con el escenario de Luigi’s Mansion, es decir, estaremos dentro de una estructura sin aperturas que iremos abriendo en base de ir lanzando al rival contra las paredes y techo. Claro está, esto es un homenaje al escenario original, el cual debutó en Tekken 7, ya que en él también podíamos romper las paredes para viajar por las distintas áreas del mismo.

Este escenario es ideal para Kazuya, ya que no tiene plataformas y elementos que irrumpan verticalidad o movimientos forzados para los personajes. En sus formas Omega y Campo de Batalla, estaremos ahora en una zona abierta, con una figura de Buda de fondo y envueltos en una noche sepulcral.

En cuánto a la música, Bandai Namco nos ha surtido con un total de 39 pistas extraídas de la franquicia. Algunas son remezclas maravillosas, como el tema de Kazuya de Tekken 2, aunque también viene el original para el goce de los más nostálgicos. Hay de todos los Tekken, pasando por el primero, los TAG, las versiones portátiles y hasta Tekken 7.

análisis de Kazuya en Super Smash Bros. Ultimate
Kazuya en 1 VS 1 es una máquina, pero en combates multitudinarios pierde eficiencia.

¿Demasiado poderoso para Smash?

Teniendo en cuenta la cantidad de inputs que posee, y la facilidad de los mismos para ser introducidos, profesionalizarse con Kazuya huele a que haréis llorar a los intensitos de Smash. Sumadle también que todos son combinables, si os adaptáis al tiempo de reacción y de apertura de los mismos, haciendo de Kazuya una auténtica arma mortal que no dejará respirar al oponente.

Es que mirad sin ir más lejos su A neutral. Te dispara el 10 HIT COMBO de Tekken simplemente con machacar un mísero botón. Una combinación que hace un daño tremendo, noquea y empuja si lo metemos entero al contrario. Una auténtica locura.

Como vulnerabilidades tiene que es de resistencia floja, sumando más % de daño a su indicador que otros personajes por golpe recibido y que vuela con más facilidad que otros, aunque su recuperación no está nada mal viendo la situación.

También su B neutral hay que saberla colocar bien, pues disparada sin más, como pudiese ser el hadouken de Ryu, no tiene mucha utilidad al hacerlo desde una altura por encima de la media.

Pero vamos, como ya he dicho, es un personaje válido también para jugarse al estilo Smash, aunque sería desaprovechar demasiado su potencial «combístico».

Resumiendo, Kazuya es muy divertido de jugar, con mucho margen de aprendizaje y que recompensa visualmente si aprendemos a jugar bien con él. Creo que es de los luchadores más potentes que tenemos ahora mismo en Super Smash Bros. Ultimate y estoy seguro de que nos dejará batallas legendarias en el futuro de la escena competitiva.