La trilogía del calvo más famoso de los videojuegos termina con esta tercera entrega. Os traemos el análisis de Hitman 3.

La nueva saga de Hitman ha pasado por muchos momentos. En 2016 veía la luz Hitman, un reboot de la mítica saga en la que se daba un nuevo enfoque. En formato episódico, nos planteaba varias localizaciones y total libertad para llevar a cabo los asesinatos. Le seguiría un Hitman 2 que repetía y perfeccionaba la fórmula, ahora como juego completo y sin formato episódico. Y ahora, con la tercera entrega, se culmina una trilogía que devuelve el sigilo a la primera plana de la actualidad. Os contamos qué nos ha parecido este broche con el análisis de Hitman 3.

Lo primero de todo, destacar que Hitman 3 es lanzado de forma independiente por IO Interactive, ya lejos del seno de Square Enix y con un nuevo juego basado en la IP de 007 en camino. Lo cierto es que es toda una suerte que el estudio pudiera hacerse con la IP de Hitman, ya que en los últimos años la ha tratado muy bien, y el enfoque nuevo es maravilloso.

La vuelta del Agente 47

Pero vayamos al asunto. Hitman 3 nace como colofón de una saga. La tercera entrega parte directamente de donde la dejó la segunda y con un objetivo claro: acabar con Providence. Esto nos llevará, como en juegos anteriores, por varias localizaciones y escenarios, a cada cual más variopinto y espectacular.

No obstante, la trama de Hitman 3 queda en un segundo plano, exactamente como sucedía con sus predecesores. Es una mera excusa para saltar a la siguiente localización y eliminar al siguiente objetivo. Si bien es cierto que cuenta con su trasfondo y con sus giros, esta se hace algo insulsa en términos generales.

análisis de Hitman 3 2

Aunque lo cierto es que sabe cerrarla bien. Lo que no hace tan bien es el trato de las cinemáticas. Vale, no estamos aquí por la trama ni por la peliculita, pero son muy mejorables y algunas escenas simplemente no están al nivel de lo esperado. Aun con todo… pues bueno, alguna intrahistoria dentro de cada misión se sigue con interés, y el juego innova en situaciones dentro del poco margen que tiene.

Mil maneras de matar

Lo cierto es que en este punto tengo sensaciones muy encontradas. Por un lado, la fórmula que tanto me gustó de los anteriores juegos aquí se perfecciona… pero sin novedades poderosas. Y es que toda novedad destacable la encontramos en el desbloqueo de atajos (mediante un sistema de puertas y escaleras atrancadas) y una cámara con la que podremos hackear alguna que otra cosilla, siempre para abrirnos nuevos espacios.

Por lo demás, tenemos lo mismo de siempre. Un puñado de localizaciones (seis, en este caso), una primera aproximación a cada misión por defecto y, una vez superada, la opción de repetirla con nuevos enfoques que nutren de variedad al título.

Durante el proceso, cada acción que realicemos nos dará puntos de experiencia que llenarán una barra de nivel personal y de maestría por localización. Llenar esta segunda barra supone desbloquear acceso a nuevo arsenal, una nueva localización de inicio y escondites. El juego nos invita a ser creativos y nos recompensa por ello. Descubrir nuevas formas de asesinar al objetivo es muy gratificante y, sobre todo, imaginativo.

análisis de Hitman 3 3
Deberemos estar atentos en todo momento a las situaciones del entorno

El juego es consciente de que no todos los jugadores van a experimentar los distintos acercamientos al objetivo y, por ello, a veces nos señala las “oportunidades de asesinato”, que son como pequeñas misiones a realizar dentro de la misión principal para poder aproximarnos a nuestro objetivo de maneras muy distintas.

A esto hay que añadirle que cada escenario cuenta con contratos de intensificación, los cuales nos proponen asesinar a un objetivo de una forma muy concreta. Bueno, matizo mis palabras. Cada escenario debería contar con un contrato de estos, tal y como sucedía en pasados juegos… pero no es el caso. No sé si esto es debido a la versión anticipada de prensa o qué, pero de los seis escenarios posibles, solo uno cuenta con una intensificación en la versión estándar del juego y el resto o bien son de pago, o bien carecen de estas vertientes.

Tampoco hemos encontrado nuevos modos de Sniper Assassin, que no aportaban mucho a la fórmula, pero ahí estaban. Las sensaciones generales son de falta de contenido con respecto a sus anteriores entregas, algo que me cuesta entender y que no se si es por ser una versión anticipada del juego simplemente porque no tiene.

En cuanto a los escenarios debo decir que me han gustado, pero que me he llevado una tremenda decepción con el último. En los anteriores juegos, el último escenario era el más desafiante y divertido de jugar… y en Hitman 3 eso es justo lo contrario. No entraré en más detalles, pero las ganas de innovar terminan por tropezar de manera increíble con un último escenario aburrido y en absoluto épico.

análisis de Hitman 3 4
Disfrazarte te abre un mundo de posibilidades

Los demás escenarios, eso sí, me han gustado mucho. Varían entre lo espectacular de Dubai hacia lo tétrico y lúgubre de Berlín, pasando por un escenario desarrollado en una mansión británica que me ha maravillado. No sorprende porque ya es difícil y se echa en falta un escenario como el de Hokkaido, del primer Hitman, pero estos nuevos cumplen con creces su cometido y su rejugabilidad.

Y las posibilidades que da cada escenario siguen siendo excelentes. Además, las velocidades de guardado y cargado de partida facilitan mucho la experimentación de cada mapa, dejando que el jugador pueda echarle más imaginación con menos riesgo. Por supuesto, el que quiera reto y la completa eliminación de ayudas, puede optar por el modo de dificultad más alto, siendo un auténtico desafío resolver todo a la perfección y de manera limpia.

Pero bueno, si habéis jugado a los anteriores juegos de la saga ya os imagináis el abanico de posibilidades que tenéis. Dependerá de vuestra habilidad, vuestra imaginación y un pelín de vuestra suerte. Asesinar de una forma u otra nos dará más puntos, al igual que no eliminar a nadie más que a nuestro objetivo, evitar que se descubra el cadáver, etc. Pequeños detalles que dan cohesión a un todo e invitan al jugador a jugar de manera limpia.

Gráficos y sonido

El juego luce realmente bien en los sistemas de nueva generación. El título corre a 60 frames por segundo, lo cual añade una fluidez que le sienta muy bien. Por otra parte, gráficamente cumple pese a no sorprender. Se ve muy bien y tenemos muchas superficies en las que nuestro personaje se refleja a la perfección, pero lógicamente está lejos de ser puntero en este aspecto.

En cuanto al apartado sonoro, Hitman 3 tampoco presenta grandes novedades. En un perfecto inglés pero subtitulado, encontramos que algunas conversaciones no se nos subtitularán, pero esto será por ser menos importantes… aunque nos puedan dar buena información que los no angloparlantes se pueden perder.

Si nos centramos en el tema del pulido del juego, decir que apenas hemos encontrado bugs notorios. Alguno suelto sí hay, pero nada que empañe la experiencia y nada que se vea constantemente. El juego hace que el jugador logre una inmersión perfecta gracias a lo vivo que se siente todo el escenario, y por ello es fundamental que apenas haya bugs por nimios que estos sean.

análisis de Hitman 3 5
La ambientación está muy lograda

Conclusión

Hitman 3 es un buen juego como lo fueron sus predecesores. Quizá peca mucho de continuista y de incapaz de sorprender al jugador veterano, pero eso no quita que el título en líneas generales sea bueno. Con una aproximación al sigilo tremendamente variada, Hitman 3 apuesta más por la rejugabilidad de sus misiones principales que por el contenido.

Y esa quizá sea la mayor pega. Se siente un juego carente de contenido ante la falta de “misiones” secundarias a desarrollar en cada escenario. Suponemos y esperamos que, en el futuro, se vayan añadiendo más contenido diferente por hacer en cada localización.

Por lo demás, sigue siendo un juego muy divertido de jugar con un porrón de opciones para los amantes de los juegos de sigilo. Pese a no sorprender sabe mantener el tipo y sabe cuándo parar, pues es cierto que la saga ya empezaba a quemarse y por suerte Hitman 3 no es el último clavo del ataúd, pero sí es una acertada misión final.

análisis de Hitman 3 1
Análisis de Hitman 3 para PlayStation 5 – El final de la trilogía
CONCLUSIÓN
Hitman 3 es en exceso continuista con los anteriores juegos, lo cual no es malo del todo, pero sí se nota la formula al borde del quemado. Nos plantea una serie de localizaciones y escenarios de lo más variopintos y eso siempre se agradece, pese a que tampoco sorprende visto lo de las anteriores entregas. Narrativamente supone el punto y final a una historia que sirve mas de excusa que de motor, pero tampoco se esperaba que esto fuera a cambiar en la entrega final. Los fans de la saga encontrarán un más de lo mismo, lo cual puede ser tan bueno como malo, y eso lo tendrá que decidir el propio jugador.
Historia
6.5
Jugabilidad
8
Diversión
9.5
Gráficos y Sonido
8
Nota de lectores0 Votos
0
TA BIEN
El diseño de los escenarios
Lo imaginativo de las localizaciones
Las cientos de posibilidades para actuar
Tremendamente rejugable
TA MAL
Algo carente de contenido extra
No sorprende, se siente como una gran expansión
Algunas cinemáticas
La trama, que lo intenta pero no
8
Agente 47
Share.

Adoro los videojuegos y la escritura, por eso estoy aquí. No concibo este mundillo sin las obras de Kojima y Miyazaki, son mis pastores y nada me falta con ellos. En mis ratos libres soy sociólogo, escribo poesía y mantengo profundas conversaciones con mi gato.

Comments are closed.