Cloud se viene a nuestros ordenadores con su espada mortal. Veamos qué tal con este análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC.

Tras mucho soñarlo y desearlo, Square Enix al fin se digna a lanzar su codiciado remake de la séptima maravilla de los videojuegos en compatibles. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, e igual el hype nos ciega con algunos problemas que merecen ser expuestos al público. Hoy incidiremos en ellos para sentenciar si Cloud y Avalanche son dignos de nuestros ordenadores con este análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC.

Los combates lucen espectaculares a 120 FPS.

Repasando Midgard por tercera vez

Final Fantasy VII Remake Intergrade se estrena en PC de manera exclusiva para Epic Games Store. Aunque la noticia más desagradable no es que EGS acapare la exclusiva de la plataforma en compatibles, pues parece que no saldrá en Steam ni ahora ni más adelante, sino el precio: 80 euros. Una cantidad desorbitada, más si luego atendemos a los problemas y contenidos que presenta el videojuego.

Para llegar a ellos no voy a extenderme mucho hablando de lo que supuso este remake, pues tenéis un gran análisis escrito por un servidor para PS4 donde ahondamos en la experiencia con todo lujo de detalles. Además, si tenéis interés en saber cómo rinde en PlayStation 5, el compi Daniel hizo lo suyo comentando el análisis de la versión Intergrade de PS5. Como adelanto os diré que la versión de PC es la Intergrade también, sin ninguna novedad.

¿Y de qué va el juego? Pues nada, somos unos terroristas que buscamos acabar con una mega corporación, llamada Shinra S.A., que planea dejar al planeta sin energía con tal de hacerse más rica. Una rica historia sobre el descontrol de la tecnología, los horrores del anarcocapitalismo y un mensaje naturalista muy potente, que por desgracia, se vio empañado en el Remake por estirarse más de la cuenta. Recordemos que la sección de Midgard en el original duraba en torno a las 5 horas y aquí conforma el ecosistema de un juego completo que dura sobre 50 horas.

A mayores tenemos una expansión llamada Intergrade que nos pone a los mandos de Yuffie, la ninja inquieta de Wutai, que se infiltra en Midgard para sustraer la Materia Enorme de las mismas oficinas de Shinra S.A. Un contenido que no supera las 4 horas de duración y del que sí me pararé a hablar más adelante, ya que no analicé la versión de PS5, como bien os cité antes, y es un contenido que no está disponible para la versión original de PS4.

El Modo Foto nos permite sacar instantáneas más trabajadas y con mejores resultados gracias a los aumentos gráficos.

El DLC de Yuffie, ¿para qué existe?

Y es una pregunta que va en serio. Me ha parecido atroz a todos los niveles. Lo que aporta a la historia no llega ni al límite de lo anecdótico, introduciendo personajes de forma vaga e insustancial hasta el punto que no hay ni uno que pueda importarte un mínimo. El juego base te ponía la miel en los labios con ideas interesantes que quedaron sin desarrollar, como la del grupo principal de Avalanche, pero aquí se desvelan como una panda de 4 chavales que no pasan de ser unos matados con la misma relevancia que Johnny delante de la Posada de la Abeja.

Luego está la personalidad de Yuffie, insoportable y desbordante de clichés del manga anime, más concretamente de la figura de la tsundere, con momentos de auténtica vergüenza ajena. Parece mentira que en un juego de los 90 se abordase al personaje con un tacto y una madurez superior, y eso que tanto su historia como ella misma eran contenido secundario.

El sistema de combate también hace aguas. Es mucho más dinámico y ágil que el del juego principal, con una Yuffie capaz de alterar entre movimientos a distancia, cuerpo a cuerpo e incluso sincronizados con los del ayudante, Sonon. No obstante, justamente este aumento de agilidad es su condena, ya que el sistema no está pensado para combos tan rápidos, y muchas veces veremos resentida la acción por tener que dar vueltas mientras las barras de BTC se rellenan para poder curarnos.

Al menos nos deja el minijuego del Fuerte Cóndor, un contenido que han sabido evolucionar bien, traduciéndose en una suerte de juego de tablero «tower defense» muy adictivo y que pica a coleccionar sus cartas.

Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC
Y esto es todo lo que tenemos para configurar en el apartado técnico. Sí, lo sé, es decepcionante.

Optimizándose para la Master Race…

Si creíais que el precio o el DLC de Yuffie eran lo malo de esta versión, estabais equivocados, culpables. Como ya es casi tradición para los lanzamientos AAA de Square Enix, nos ha llegado optimizado y con un trabajo que da vergüenza ajena. Básicamente las opciones gráficas que podemos configurar son 4 tonterías que apenas cambian el conjunto. ¿La única ventaja frente a la versión de consolas? Que podemos configurarlo para que corra a 120 FPS, pero fuera de ahí, poner los parámetros en bajo nos visualizará el juego como si lo corriese PS4 y en alto como si fuese en PS5. No hay más.

En total podemos trastocar aspectos como la resolución — con un tope de 4K —, las sombras, las texturas y la cantidad de NPC que caminan por ciertos escenarios del videojuego. Referente al tema de los frames por segundo, aunque podamos escoger si jugar a 30, 60 o 120, tenemos que lidiar con el engorroso problema del stuttering. ¿Y esto qué es? Pues que aunque la imagen se muestre a una tasa firme de frames, esta viene con retraso, por lo que seremos testigos de microcortes constantes. Vale que es mejor esto que tener caídas reales de frames, pero cuando llevemos un tiempo seguido notando estos pequeños saltos, estaremos incómodos.

Aún con todo, el título es perfectamente jugable y se ve de infartito, pues los milagros de UE4 son los milagros de UE4. Peores han salido cosas como NieR Automata o Final Fantasy XV, los cuales siguen sin verse cómo deberían en PC aunque tengas una máquina acreditada por la NASA.

Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC
El DLC de Yuffie hasta recicla personajes y villanos del olvidable Dirge of Cerberus. Square Enix, ¿qué haces?

Usted no aprende, Square Enix

Realmente estamos ante un port decepcionante. Puede que el remake guste más o menos, en mi caso no es que sea un gran fan del mismo, pero como no tengáis una buena máquina (y aún así) poco vais a disfrutar de lo que puede ofrecer. Ya os digo, con una 3070 y un i5 de octava generación, prefiero rejugar la versión de PS5. Con eso ya os debería bastar como sentencia.

No sé si llegará el día en el que Square Enix se trabaje bien los ports a compatibles. Desde luego que parece que estemos lejos de que ese día se nos presente en la puerta. Por eso mismo este análisis de Final fantasy VII Remake Intergrade para PC tiene que finalizar con un dedo hacia abajo y con una nota inferior frente a sus hermanas de consola.

Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC
Análisis de Final Fantasy VII Remake Intergrade para PC. Espadones en la Master Race
Ni los ordenadores de Shinra S.A. pueden con él
Final Fantasy VII Remake Intergrade en PC es una absoluta decepción. Llega a los mínimos de ser jugable pero se queda muy lejos de ser un port que los jugadores de compatibles mereciesen. Una pena, y además, sigo preguntándome la finalidad del DLC de Yuffie.
Cunde
Unreal Engine 4 hace que se vea de maravilla en PC también.
A 30 FPS y en bajo es disfrutable en ordenadores muy modestos.
La Banda Sonora sigue siendo lo mejor del juego.
No Cunde
Como trabajo de port, es decepcionante con mayúsculas.
Los problemas de stuttering, molestos aunque tengas un PC de gama ultra.
El DLC Yuffie, irrelevante a niveles lastimosos.
7
¡Materia!
Share.

GuiltyBit y videojuegos, siempre de la mano. Como así lo voy yo también de los análisis y la actualidad. Aquí el menda es un apasionado de los videojuegos de rol, los shooters retro y los juegos de sigilo. Sueño con alcanzar el Valhalla y beber hidromiel con Hideo Kojima, Yoko Taro y Goichi Suda.

Comments are closed.