El juego que triunfó en consolas de sobremesa, llega ahora a la portátil de Nintendo. Análisis de Dragon Ball Z: Kakarot para Switch.

El año 2020 nos dejó un juego que todo fan de Dragon Ball llevaba pidiendo. Un juego donde se mezclase la historia original del manga de Toriyama con una jugabilidad que fuera más allá de las peleas. Y ese juego ahora llegó a la portátil de Nintendo. Os traemos el análisis de Dragon Ball Z: Kakarot para Switch.

En nuestro canal de YouTube podéis ver varios vídeos del título en su versión de PlayStation 4. Lo cierto es que este port para la pequeña de Switch es igual en lo jugable, pero carece de la calidad gráfica que podemos apreciar en otras versiones. Sin más, vamos con el análisis.

El manga hecho videojuego

Dragon Ball Z: Kakarot, como su propio nombre indica, se basa en lo que es ahora la segunda parte del manga de Toriyama. Así pues, no esperéis ver aquí a Goku de niño o las historias de Super, aunque sí podréis ver alguna de sus transformaciones.

Y es que la versión que llega a Nintendo Switch trae consigo dos expansiones del juego original, aquellas que conciernen a las películas póstumas a Dragon Ball Z: L batalla de los dioses y La resurrección de F. Así pues, podremos jugar con Goku en Super Saiyan God y con Goku y Vegeta en Super Saiyan God Super Saiyan, también conocido como Super Saiyan Blue.

Para conocer a fondo los detalles del videojuego original, os recomiendo leer el análisis que nuestro Cardona realizó del juego original. Y es que culpables, no encontraréis mayor fan de Dragon Ball sobre la faz de la tierra. Y eso que a mí me gusta mucho.

Una historia con nuevos matices

A modo de breve resumen, este Dragon Ball Z: Kakarot parte de la llegada de Raditz a la tierra y termina, al menos en esta versión, con la resurrección de Freezer y el descubrimiento de los nuevos niveles de poder en los que se basará Dragon Ball Super.

Por lo tanto tenemos un ataque directo a la nostalgia. El juego empieza con la mítica introducción mientras suena a todo volumen el Cha-La Head-Cha-La que nos enamoró de pequeños y nos sigue enamorando.

A esto hay que añadirle una casi fiel recreación del manga original, con escenas calcadas al detalle… pero como nota negativa, algunas censuradas. Esto no termina de gustarnos, pero viendo hacia donde se encamina el manga en la actualidad, se entiende que lo que busca este juego es llegar a todos los públicos.

Lo que sí que añade el juego es nuevo trasfondo para los protagonistas que tanto conocemos. Así pues, conoceremos más a fondo a Goku y demás guerreros Z, con conversaciones inéditas que añaden valor a la obra original, lo cual es algo tremendamente difícil de hacer. Y es que este quizás sea uno de los fuertes del título, pues la obra original ya la conocemos de sobra, y se agradece ver cosas nuevas.

análisis de Dragon Ball Z Kakarot para Switch 1
Podremos jugar con las transformaciones de Dragon Ball Super

El estilo ARPG

Como podéis esperar, el paso de Dragon Ball al ARPG trae consigo una serie de tropos muy reconocibles en este género. Ya imagináis que tendremos tareas y misiones secundarias, así como los míticos minijuegos de caza o pesca, con los que posteriormente podremos elaborar los platos que a Goku tanto le gusta comer.

Movernos por el mundo libremente y visitar alguna de las localizaciones que más recordamos, es un atractivo que a los fans de siempre les encantará. Y sí, podremos localizar las Bolas de Dragón para invocar a Shenron.

Pero todo está muy simplificado. Dragon Ball jamás ha destacado por su trama, así que mucho menos lo iba a hacer un videojuego basado en ella. Todo el contenido secundario es simplón y servirá para echar el rato, pero no mucho más. Por suerte, tampoco es que sea tedioso. Será en las misiones secundarias donde encontraremos algo más de chicha y demos respuestas a cuestiones secundarias, pero que el fan de Dragon Ball sabrá apreciar.

análisis de Dragon Ball Z Kakarot para Switch 2
Tendremos cierta libertad para movernos por el mundo y descubrir sus secretos

La escuela Tortuga

Donde quizás más flaquee Dragon Ball es en el combate. Estamos ante un combate simple, que no requiere de una gran pericia y que tira más por la espectacularidad de las batallas que por la profundidad de estas. Por dejarlo claro, el sistema de combate se asemeja más a Xenoverse que a FighterZ, lo cual significa mucha menos profundidad pero también una gran accesibilidad.

Por supuesto, la faceta de RPG se nota aquí en que para desbloquear ciertas habilidades o hacer frente a algunos enemigos tendremos que subir de nivel, para lo cual, obviamente, deberemos luchar. Pero ojo, no todo es eso, ya que ciertas habilidades requerirán de la recolección de unos orbes que están dispersos por el mundo y deberemos recolectar volando sobre ellos.

Por otro lado, también entran en juego una serie de mejoras pasivas basadas en los emblemas de personajes. Estos emblemas nos mejorarán algunas estadísticas, como la comida, y deberemos situarlos en unos tableros llamados Comunidades, de forma que potenciemos las sinergias que más deseamos.

análisis de Dragon Ball Z Kakarot para Switch 3
El combate cumple, pero está lejos de ser perfecto

Gráficos y Sonido

Aquí por supuesto es donde radica la principal diferencia de la versión de Switch con la versión de las otras consolas. El juego se ve regular en su modo portátil, que es la característica más llamativa. No obstante, el estilo cel-shading del juego ayuda a que la diferencia gráfica no sea un horror y resulte “aceptable” jugar esta versión. Donde más se notará, por supuesto, es en el mundo abierto.

En cuanto al sonido no encontramos diferencias, así que podéis esperar lo mejor. La banda sonora original, las voces en japonés original y una traducción a nuestro idioma. Así pues, la mítica banda sonora original llenará de nostalgia a lo más fans.

análisis de Dragon Ball Z Kakarot para Switch 4
Gráficamente la consola da para lo que da, es una versión inferior pero es un precio razonable por poder jugar en cualquier parte

Conclusiones

Dragon Ball Z: Kakarot es un juego que los fans del manga adorarán. Con una historia fiel al original, los añadidos narrativos que hace se agradecen mucho pese a que no son fundamentales.

El combate peca de ser más efectista que efectivo, y es simplón pese a la espectacularidad. Esto realmente gustará al jugador medio del juego, pero echará para atrás a los que busquen algo más profundo.

La versión de Nintendo Switch no es la más deseable para jugar, pero sin duda cubrirá de sobra la necesidad de jugar al título de aquellos que no tengan otra plataforma en la que hacerlo. Con un acabado técnico regular pero ajustado a las capacidades de la consola, el port nos dará muchas horas de entretenimiento en la palma de la mano.

análisis de Dragon Ball Z Kakarot para Switch
Análisis de Dragon Ball Z: Kakarot para Switch – Guerreros Z en tu mano
CONCLUSIONES
Dragon Ball Z: Kakarot para Nintendo Switch no es la mejor versión de la consola, pero sí es la más cómoda. Tener toda la aventura de Goku y los Guerreros Z en la palma de la mano es una delicia para los fans del manga que no tengan otra alternativa jugable. Además, el juego llega con dos contenidos adicionales, lo que se traduce en un plus de horas viviendo las nuevas transformaciones de Goku y Vegeta que añade valor al título general.
Historia
8.5
Jugabilidad
8
Diversión
8.5
Gráficos y Sonido
7
Nota de lectores0 Votos
0
TA BIEN
La historia de Dragon Ball en cualquier parte
Se agradece el añadido de dos DLC de historia
El enfoque que da a los personajes de siempre
La banda sonora, magistral
TA MAL
El combate podría ser más complejo
El movimiento por el mundo abierto no es el más cómodo
Gráficamente se nota el bajón respecto a otras versiones
8
¡KAIOKEN!
Share.

Adoro los videojuegos y la escritura, por eso estoy aquí. No concibo este mundillo sin las obras de Kojima y Miyazaki, son mis pastores y nada me falta con ellos. En mis ratos libres soy sociólogo, escribo poesía y mantengo profundas conversaciones con mi gato.

Comments are closed.