Aunque suene un poco absurdo, Sony no nos permitirá actualizar Horizon Forbbiden West de PS4 a PS5 en sus ediciones estándar.

La nueva entrega de la saga de aventuras postapocalípticas de Aloy acaba de anunciar sus diferentes ediciones de cara a su lanzamiento definitivo el próximo 18 de febrero de 2022. Aunque uno de los aspectos más sensibles es que no podremos actualizar Horizon Forbbiden West de PS4 a PS5. Una posibilidad solo disponible en las tres ediciones más caras.

Así se extrae de la sección de preguntas y respuestas que PlayStation ha puesto a disposición de sus usuarios. En ella se aclaran algunas dudas sobre el lanzamiento del título. Y es que si un usuario quiere actualizar Horizon Forbidden West en su versión de PS4 a la de PS5, solo podrá hacerlo mediante la adquisición de las ediciones Digital Deluxe, Coleccionista o Regalla.

 

Tanto es así, que el llamado doble derecho de compra con el videojuego no se obtiene con las ediciones estándar o especial, con lo que un usuario de alguna de estas dos ediciones (las más asequibles económicamente) no podrá aprovechar las ventajas de la nueva generación al pasarse de un sistema al otro.

Eso sí, las partidas guardadas sí podrán transferirse. Desde luego, es un dato a tener en cuenta para aquellos usuarios que adquieran el juego en PS4 y quieran pasarse después a PS5, para aprovechar así las mejoras gráficas y de rendimiento de la versión de nueva generación.

Horizon Forbidden West llegará al mercado el 18 de febrero de 2022, tanto para PS4 como para PS5, aunque la versión de nueva generación ofrecerá mejoras como dos modos gráficos (uno con mayor fluidez y otro con mejor calidad visual), cargas más rápidas o compatibilidad con la vibración háptica y los gatillos adaptativos del Dual Sense.

Share.

Gozando de los videojuegos y la cultura geek desde que tengo uso de razón. Escribo aquí bajo el influjo del látigo culpable, el iofruta de mi jefe y las ñardfaces más terroríficas que os podéis imaginar. Todo lo demás es pura fantasía que no existe fuera de vuestras cabezas.

Comments are closed.